ACIS, GALATEA y POLIFEMO

    La nereida Galatea relata sus amores con el joven Acis en los versos de Ovidio (Met. XIII, 750 ss.)

    Galatea, de piel blanca como la leche, dice su nombre, amada por el cíclope Polifemo. Ella, enamorada del bello Acis, arrebatada por un amor por él tan grande como el odio hacia Polifemo.

    El monstruo acicala su horrendo cuerpo, peina sus barbas y recorta sus cabellos, para gustarle a la nereida. Se calman su ferocidad y su sed de sangre debido al amor. Ni siquiera se muestra iracundo o salvaje cuando le anuncian lo que le hará Odiseo cuando se encuentren. Nada importa ya.

“Oh, Galatea, más blanca que las hojas de la nevada alheña, más florida que los prados, más espigada que el estirado sauce, más brillante que el cristal……y si no me huyeras, más hermosa que un jardín regado

    Tras esta descriptio pulchritudinis comienza el apóstrofe sobre su crueldad y el desamor. Ella le odia.

    El cíclope muestra sus dones, sus bienes, sus rebaños, los apriscos, los campos que posee, sus ricos huertos, todo para que ella pueda ser feliz con él, todo al servicio de ella, el marco para su belleza. Le pide que no lo vea feo, que su ojo es como el sol, uno, solo uno, que todo lo ve.

    Tras estas palabras, se encoleriza y jura vengarse de Acis:

“….y llevo en mi corazón el Etna con sus fuegos”.

    Polifemo descubre el abrazo de los amantes. Galatea regresa al mar. El cíclope persigue a Acis y le arroja un peñasco arrancado de un monte. Acis muere, pero el amor produce su metamorfosis: la sangre color púrpura empieza a clarear y es agua, el agua de un río que llevará su nombre, en Sicilia.

   Händel escribió una cantata dramática en 1708 titulada Aci, Polifemo e Galatea. En ella se narra este episodio clásico.

    Una de sus arias más bellas es Fra l’ombre e gl’orrori, casi imposible de cantar para un bajo normal, el papel de Polifemo. Ildebrando d´Arcangelo es un bajo-barítono con un registro tan amplio que consigue con absoluta perfección alcanzar las casi TRES OCTAVAS de esta aria.  Algo sobrenatural.

                                                                     

Fra l´ombre e gl´orrori

farfalla confusa

già spenta la face

non sa mai goder.

Così fra timori

quest´alma delusa

non trova mai pace

ne spera piacer.

 

Entre sombras y horrores, la mariposa confusa, ya extinguida su luz, no sabe ya gozar. Así entre temores esta alma engañada no encuentra ya la paz ni espera placer
Anuncios

Acerca de Maite Jiménez

Profesora de Latín y Griego de Secundaria. Traductora. Me gusta viajar. Adoro la música.
Esta entrada fue publicada en MÚSICA, MITOS y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s