SYCOMORUS

SYCOMORUS

 

PSALMUS 137 (136)

Super flumina Babylonis,

illic sedimus et flevimus,

cum recordaremur Sion.

In salicibus in medio eius

suspendimus citharas nostras.

Junto a los ríos de Babilonia,allí nos sentábamos, y llorábamos acordándonos de Sión. De los sauces de sus orillas colgábamos nuestras cítaras”

 

OTHELLO, Acto IV Escena 3

La pobre alma se sentó suspirando junto a un sicomoro,
Cantad todos al verde sauce,
La mano en su seno, la cabeza en su rodilla,
Cantad sauce, sauce, sauce.
Sus frescos torrentes corrían junto a ella, y murmuraban sus lamentos,
Cantad sauce, sauce, sauce,
Sus lágrimas saladas caían de ella y ablandaban las piedras
Cantad sauce, sauce, sauce(…)
Cantad todos, que un verde sauce ha de ser mi guirnalda.
Que nadie lo censure, yo apruebo su desdén

    Shakespeare hizo una adaptación más literaria de una famosa canción isabelina con bella letra y maravillosa música, incluída en muchísimos repertorios de Música del Renacimiento.

    Son los Blues del XVI, como se ha dicho, la entronización de la MELANCOLÍA a través de la MÚSICA, la música…..

“……que puede expulsar todos los males…….un remedio infalible contra la desesperación y la melancolía y que es capaz de apartar al mismo demonio”

(Robert Burton, The Anatomy of Melancholy, 1621)

LEER MÁS

Anuncios

Acerca de Maite Jiménez

Profesora de Latín y Griego de Secundaria. Traductora. Me gusta viajar. Adoro la música.
Esta entrada fue publicada en MÚSICA, REFERENCIAS CLÁSICAS y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a SYCOMORUS

  1. cccouto dijo:

    Sobre “sicómoro”.Para un inglés, es el Acer pseudoplatanus (el arce blanco, o “pradairo”, en gallego, como ese ejemplar espectacular de 3 m de perímetro que se conserva en Navia de Suarna…), un árbol de hoja ancha y lobulada, que crece en en el centro y norte de Europa, pero que no tiene nada que ver con el “sicómoro” de la Biblia, un pariente de la higuera (con quien comparte etimología -sycós- y la forma de la hoja). Los dos crecen, sin embargo, en suelos medianamente frescos y fértiles, como el sauce (muchas variedades, tanto del norte como del sur). Pero ¿en qué sicomoro pensaba Shakespeare cuando escribió este verso?. Me imagino que ahí crece un arce blanco del norte, no un sicomoro africano o babilónico…La mezcla, al menos para mí, hace todavía más bonito el poema, que no conocía. Mil gracias!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s