ET IN ARCADIA EGO

ET IN ARCADIA EGO

     Esta frase ha cautivado la imaginación de artistas y poetas. Se trata de un referente vital romántico, pero también de la imagen clásica de nuestra inclusión-exclusión del Mundo Antiguo. Tal ha sido la resonancia de esta misteriosa frase, que se ha convertido en tópico, o más que eso, en CLICHÉ EUROPEO para siempre.

  El estudio de los clásicos nunca debe ser una AUTOPSIA, por muy muertas que estén las lenguas antiguas y los hombres y las culturas que las hablaban. La literatura y el arte que nos distancia del pasado es la misma que lo mantiene vivo.

    GOETHE invirtió más de dos años (1786-1788) en su VIAJE A ITALIA, animado por las ideas de Winckelmann.El diario de su periplo se convirtió en una experiencia narrativa encantadora. El motto, lemma, emblema o propósito de su libro fue este, el que lo encabeza: ET IN ARCADIA EGO, que él traduce al alemán: “Auch ich in Arkadien”: yo también estuve/estoy en la Arcadia, la he visto, estoy aquí, en Italia. Es la profesión de fe de un poeta que desciende de la turbulenta Weimar, de la fría Alemania, desde la estéril inspiración hacia el sol de Apolo. Es el compromiso romántico, nostálgico, íntimo, intenso, creyente del poeta con el MUNDO CLÁSICO, su verdadero GRAND TOUR. Todo el texto derrama frescura juvenil, vida y poesía, una vibrante tensión. El Sur lo atrae, lo dimensiona, le crea la necesidad de viajar.

    La ARCADIA griega real era un territorio hostil, idealizado desde el principio por su primitivismo, su juventud, su simplicidad, su pureza. Hablan de ella Píndaro y Pausanias, entre otros. La Arcadia mitológica era muy peligrosa: allí residían Pan, Dionisos, las náyades, las neréidas, los sátiros, las dríadas, los cíclopes….Pero al mismo tiempo, simbolizaba un primitivismo muelle, con cierto halo de felicidad.

   El pintor Sir Joshua Reynolds mostró este retrato de Mrs Bouverie y Mrs Crewe al Doctor Samuel Johnson, el reputado intelectual londinense. Haciendo gala de sus conocimientos del latín, el Doctor traduce el lema: “Yo también estoy en la Arcadia”. Reynolds replica diciendo que incluso el rey Jorge III, que había visto el cuadro dijo. “Ah, ah, la muerte está incluso en la Arcadia”. El reto era la traducción.

  Pero ambas traslaciones son compatibles. El lienzo muestra la pretérita felicidad irrecuperable, pero también la presente felicidad amenazada por la muerte.

   Giovanni Francesco Barbieri, Il GUERCINO, pinta por primera vez un cuadro con el lema ET IN ARCADIA EGO. Su cuadro es un MEMENTO MORI en toda regla. Parece que es la calavera la que habla, la que se dirige a los inocentes pastores. Su mensaje es: “RECORDAD MI FIN”. La muerte también está en el Paraíso. Los pastores árcades podrían ser poetas disfrazados, ciudadanos cultos, no ingenuos vaquerizos, que llevan voluntariamente la forma más básica de la existencia humana.

    En la primera versión del cuadro ET IN ARCADIA EGO de Nicolas POUSSIN, inspirado en Il Guercino, se añade la figura del dios fluvial Alfeo. Hay un sarcófago clásico, no unas ruínas, y quizá se vislumbre un transfondo amoroso, pues aparecen dos pastores y una pastora.

    En cambio, en la versión definitiva de Poussin ha desaparecido la calavera. Los pastores de aire melancólico y sereno no se sobrecogen por el terrible aviso que acaban de descubrir en el túmulo funerario. Podemos pensar que siguen meditando sobre la hermosura del entorno, del pasado, y de la seguridad del presente en el paraíso arcádico.

  Un verano sin fin, un aire delicioso, una dulce resignacion, una residencia ideal, sin problemas. Naturaleza, amor, pastores, como dice TEÓCRITO (Idilio VII)

                                       “Todo exhalaba el aroma del opulento verano”

  La primera aparición del motivo de la ARCADIA está en la tumba a DAPHNIS en la Bucólica V (46) de VIRGILIO. Este es su EPITAFIO

DAPHNIS EGO IN SILVIS HINC VSQUE AD SIDERA NOTVS
FORMONSI PECORIS CVSTOS FORMONSIOR IPSE.

“Yo soy Dafnis, conocido en estas selvas, de donde llegó mi fama hasta los astros, de hermosa grey pastor mas hermoso todavía.”

    La ensoñación de SICILIA, sustituta de la Arcadia en los Idilios de TEÓCRITO, parece quedarse en el idealismo, en aquella EDAD DE ORO. Poco más. Pero fue el comienzo.

  

      En esta ilustración de AUBREY BEARDSLEY para el tercer volumen de la revista The Savoy, un dandy pasea por un jardín inglés lleno de flores exóticas, quizá una villa, un espacio inmenso pero privado. El contraste con el cuadro de Poussin es notorio. Con la suficiente distancia y el tópico estupor británico mira de frente la inscripción. Quizá se pregunte: ¿Por qué está esto aquí?. Sin reverencia quizá pase de largo, sin reflexión, quizá siga viviendo en su pragmatismo y en su seguridad vital.

  Incorporemos el lema IN ARCADIA EGO a nuestro yo. Completémoslo como queramos, situémoslo en nuestra propia vida. Para algunos será una maldición, para otros un bálsamo. Cuando pronunciemos estas palabras, dotémoslas de significado: que nos animen a seguir pensando sobre la vida pasada, o sobre el presente que vive en el pasado.

Friedrich SCHILLER

RESIGNATION

(Eine Phantasie)

Auch ich war in Arkadien geboren,
Auch mir hat die Natur
An meiner Wiege Freude zugeschworen,
Auch ich war in Arkadien geboren,
Doch Tränen gab der kurze Lenz mir nur.

También yo naci en la Arcadia,

También a mi la Naturaleza

prometió en mi cuna alegría,

También yo nací en la Arcadia,

y la breve Primavera solo me dio lágrimas.

BIBLIOGRAFÍA

Anuncios

Acerca de Maite Jiménez

Profesora de Latín y Griego de Secundaria. Traductora. Me gusta viajar. Adoro la música.
Esta entrada fue publicada en CUADERNO DE VIAJE, GRECIA, LIBRI, MÚSICA, MITOS, REFERENCIAS CLÁSICAS, RENACIMIENTO, ROMA y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a ET IN ARCADIA EGO

  1. Pingback: ET IN ARCADIA EGO | Ollarios | Scoop.it

  2. “Et in Arcadia ego…” es la vuelta, también, de Charles Ryder a Brideshead, tantos años después. No es en absoluto casual ni una boutade cultureta que la primera parte de la novela se titule así: es el recuerdo, en medio de la sordidez de la guerra, de aquel lugar donde habitó esa efímera felicidad, de esas imágenes que llevamos como parte de nosotros para siempre. Pienso también en C.S. Lewis o en Dante, cuando hablan del desgarro del recuerdo feliz inmersos en la desdicha.
    Me ha gustado muchísimo esta entrada. Gracias por compartirla con todos.

    • maiteximenez dijo:

      Era también una posibilidad que contemplé, la de incluír la escena de la calavera de la película, pero al final, preferí dejarlo así. Gracias querida, siempre me interesa tu inteligente opinión. Besísimos

  3. Javier dijo:

    Aunque ha pasado tiempo desde su publicación he de decirlo. Me ha encantado esta entrada. Derrocha análisis y sensibilidad por todos los costados. Enhorabuena, y gracias. Exploraré tu blog. Un saludo.

  4. Pingback: ESPÍRITUS LIBRES Y FELICES | Grand Tour

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s