RITO Y SACRIFICIO: El ídolo de las Cícladas de Julio Cortázar

EL ÍDOLO DE LAS CÍCLADAS

Ídolo femenino de Kalandriani (Syros)

 “…ese blanco cuerpo lunar de insecto anterior a toda historia, trabajado en circunstancias inconcebibles por alguien inconcebiblemente remoto, a miles de años pero todavía más atrás, en una lejanía vertiginosa de grito animal, de salto, de ritos vegetales alternando con mareas y sicigias y épocas de celo y torpes ceremonias de propiciación, el rostro inexpresivo donde sólo la línea de la nariz quebraba su espejo ciego de insoportable tensión, los senos apenas definidos, el triángulo sexual y los brazos ceñidos al vientre, el ídolo de los orígenes, del primer terror bajo los ritos del tiempo sagrado, del hacha de piedra de las inmolaciones en los altares de las colinas.” 

Julio Cortázar, El ídolo de las Cícladas 

    En una excavación clandestina en el imaginario valle de Skoros, desde donde se puede divisar la isla de Paros, tres arqueólogos descubren un ídolo perteneciente a la misteriosa CULTURA CICLÁDICA. Nuevamente Julio Cortázar se aproxima al mito griego en el relato EL ÍDOLO DE LAS CÍCLADAS.

(ver post anterior)

    Las islas Cícladas forman, como su nombre indica, un anillo en torno a la isla de Delos, donde Latona dio a luz a los gemelos Artemisa y Apolo agarrada a una palmera. El vinoso mar de Homero las envuelve en un abrazo. Son pequeñas, dulces, soleadas, blancas y azules.

Arpista de Keros (ca. 2000 a.C. Museo de Atenas)

    Una pareja parisina, los Morand, y un loco rioplantense, Somoza, buscan el ídolo en el peñón cicládico con la intención de venderlo en el mercado negro. Tras dos años de espera, el tiempo recomendado para sacarlo a la luz, se encuentran Morand y Somoza en el apartamento parisino de este último, convertido en un taller de escultor. Somoza ha enloquecido, ha hecho innúmeras réplicas de aquella pequeña estatuilla, ha sido poseído por un rito ancestral, instintivo, primigenio, que ha destruído su espíritu científico de arqueólogo.

    El espacio y el tiempo se han fundido en el hechizo que los ha mutado en seres absolutamente primitivos. Un ídolo de más de 4000 años ha concentrado en él los deseos, lo “no dicho”.

    El relato esbozó un triángulo amoroso entre Thérèse Morand, su esposo y Somoza. En el momento del descubrimiento del ídolo, la emoción la hizo olvidarse de ponerse el corpiño y exhibió sus senos a Morand en el momento en que éste rescataba la estatuílla de la madre Tierra.

   El ídolo es veneración cargada de superstición, acumula profundo fetichismo y también animismo.

     En concreto el relato se refiere a esta pieza del Museo de Atenas, el flautista que toca la diaulos, la flauta de dos cañas, “el sonido de la vida a la izquierda, el de la discordia a la derecha”

    Morand se ha fundido con el pasado cicládico a través del pequeño ídolo, ha encerrado en él los deseos más primigenios hacia la mujer. Entre los tres REEDITAN EL MITO.

    Las estatuillas cicládicas son absolutamente sencillas, evitaron el bulto redondo, son bidimensionales, alto y ancho, sin profundidad, sin espalda.  No fueron en sí mismas representaciones propias del cuerpo femenino, sino OBJETOS DE CULTO. Sus líneas son puras, no tienen ojos, hombros anchos, caderas estrechas, pies esbozados, brazos abrazados a la cintura.

    Tocan instrumentos en actitud profesional, hierática pero seductora. En algún momento coetáneas a ellas están las representaciones de la CULTURA MINÓICA.: exhuberantes, coloristas, ornamentales, hedonistas, redondas, fértiles.

Fresco del Palacio de Knossos (Creta)Cultura minóica

    Con Tucídides en la mano, al igual que Schliemann con los poemas de Homero, los arqueólogos de principios del siglo XX empezaron a sacar a la luz estas piezas que sorprendieron al mundo. Los artistas de vanguardia se dejaron transportar por ellas enseguida. Tal es el caso de CONSTANTIN BRANCUSI, entre otros. Él también se aproximó al mito, a la estética cicládica.

Constantin BRANCUSI, Musa dormida

    Las plantas, los animales o las cosas inanimadas pueden difundir beneficios o daños según su naturaleza o según la habilidad del brujo. Es la llamada MAGIA SIMPÁTICA. Sir James George Frazer, en LA RAMA DORADA, explica pormenorizadamente este fenómeno.

    La magia simpática puede ser MAGIA HOMEOPÁTICA o IMITATIVA (asociación de ideas por semejanza) o MAGIA CONTAMINANTE o CONTAGIOSA (asociación de ideas por contigüidad).

    Ambas son erróneas, naturalmente, porque la magia homeopática cree que las cosas que se parecen son la misma cosa y la magia contagiosa cree que las que estuvieron una vez e contacto siguen estándolo.

    El sabio británico aporta muchos ejemplos de culturas y etnias distantes en tiempo y espacio. Un ejemplo muy cercano a nosotros es el rito del VUDÚ, o la MEDICINA HOMEOPÁTICA: similia similibus curantur.

    Algunos pueblos guardan el cordón umbilical del bebé como fetiche que protegerá su salud. Los bollitos de pan que se hornean por la fiesta de San Nicolás de Tolentino deben guardarse todo un año para proteger la casa de los incencios, según el ritual católico muy presente en Galicia. Un ejemplo sobrecogedor de magia contaminante es no permitir que nadie corte nuestros cabellos, porque podrían guardarlos y practicar vudú con ellos. Nos los cortamos nosotros mismos y los quemamos. Una conocida mecenas de nuestro tiempo está obsesionada por este tema. Ella nunca acude a una peluquería.

    En el encuentro de Morand con Somoza se pierde toda RACIONALIDAD. Aparece un hacha sacrificial, que el argentino quiere utilizar para su sacrificio personal. Los conocimientos de artes marciales de Morand hace que el rito cambie de orientación. El hacha aparece clavada en la frente de Somoza.

    Enseguida Morand se ha CONTAGIADO del rito del sacrificio primigenio, y como el más primitivo de los seres, se empapa las manos con la sangre de su víctima y al acecho, como un hombre de las cavernas, hacha en mano, espera la llegada de Thérèse.

Constantin BRANCUSI, El beso

    El TRIÁNGULO AMOROSO simboliza la ARMONÍA. La vulva de la estatuilla cicládica es también un triángulo. SEXO, SACRIFICIO, CELOS, RITO Y MAGIA se funden aquí. LOS ACTOS SACRIFICIALES SON LA ESENCIA DEL MITO. Los senos de Thérèse transfirieron el deseo al ídolo. El lenguaje se evaporó y dio paso a la acción ritual.

Anuncios

Acerca de Maite Jiménez

Profesora de Latín y Griego de Secundaria. Traductora. Me gusta viajar. Adoro la música.
Esta entrada fue publicada en GRECIA, LIBRI, MITOS y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a RITO Y SACRIFICIO: El ídolo de las Cícladas de Julio Cortázar

  1. Pingback: RITO Y SACRIFICIO: El ídolo de las Cícladas de Julio Cortázar | Espacios y monumentos de la Grecia clásica | Scoop.it

  2. Pingback: RITO Y SACRIFICIO: El ídolo de las Cícladas de Julio Cortázar | Referentes clásicos | Scoop.it

  3. Pingback: RITO Y SACRIFICIO: El ídolo de las Cícladas de Julio Cortázar | Odyssea : Escales patrimoine phare de la Méditerranée | Scoop.it

  4. Pingback: RITO Y SACRIFICIO: El ídolo de las Cícladas de Julio Cortázar | Mundo Clásico | Scoop.it

  5. Pingback: LOS BOMBONES DE CIRCE | Grand Tour

  6. Pingback: LOS BOMBONES DE CIRCE | Grand Tour

  7. Pingback: ARIADNA y MINOTAURO: Los Reyes (Julio Cortázar 1949) | Grand Tour

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s