PLATEA, una náyade fea

PLATEA

    PLATEA es una ninfa-rana de la charca al pie del Monte Citerón en Beocia. Conocemos el nombre por la gloriosa batalla terrestre que enfrentó a los espartanos contra Jerjes. El propio nombre es un nombre parlante: llanura.

   Jean Philippe RAMEAU, el grandísimo compositor francés, llamado también “el Newton de la música”, prolífico y vital artista de la corte de Luis XV de Francia escribió una OPERA BUFFA sobre este personaje:

        PLATÉE

    El día 31 de marzo de 1745 se estrena Platée. Al mismo tiempo en Versalles se casaba el delfín de Francia Luís, hijo del rey, con la infanta española María Teresa Rafaela de Borbón y Farnesio, hija de Felipe V. A la dama le adornaban pocos encantos, parece ser. Suponemos que los retratos de la época le habrán hecho bastantes favores, y habrán dulcificado su poca fortuna física. La coincidencia de ambos eventos no dejaba de ser algo temeraria y peligrosa, pues el LIBRETTO de la ópera de Rameau era demasiado contingente con las “gracias” de la infanta.

       Esta opera buffa del gran RAMEAU es una auténtica novedad escénica en Francia. El travestismo de los personajes, el desvirtuado argumento mitológico y la BURLA de todo y de todos, conecta a la ópera francesa con la más enraizada tradición de la ópera italiana, y hasta con la comedia de Aristófanes.

     TESPIS, legendario inventor de la tragedia, reposa entre las viñas tras la orgía de la vendimia. Ménades y sátiros le despiertan porque ya ha dormido mucho. Acaba de conocer los secretos de Dionisos, del vino, de los misterios del exceso y del éxtasis.

    TALÍA, la musa de la comedia, acompañada de MOMO, encarnación de la burla más ácida, dice que ha venido para crear un espectáculo que corrija los defectos de los humanos. Le entrega a Tespis una MÁSCARA, iniciándolo en los misterios del DRAMA, en su más amplio sentido. Nadie se salvará del ridículo, ni mortales ni dioses. AMOR quiere participar. Sin él no hay historia que valga. Se proponen entre todos dar a los humanos una lección:

“Hagamos un nuevo espectáculo”

    MERCURIO baja del cielo e informa de los celos de Juno, motivo recurrente, no cabe duda, dado el expediente amoroso de su esposo. CITERÓN tiene sus dudas sobre preparar una burla tan burda y cruel a la “nayade ridícula”, salvada in extremis por el diluvio de Deucalión.

    PLATEA, tan fea la pobre, espera ansiosa a pretendientes que no aparecen. JÚPITER le prometerá HIMENEO y MERCURIO informará de ello a la celosa esposa divina.

    Platea suspira por Citerón pero él se burla de ella hasta el punto que la hace llorar. Baja Mercurio del cielo y le dice que el mismísimo Júpiter se consume de ardor por sus “encantos”. Las ninfas le hacen coro.

    De entre las nubes que traen los Aquilones desciende Júpiter. Platea le habla dulcemente y él le contesta con unos rebuznos interpretados por la orquesta. El dios se transforma en buho y emprende el vuelo.

  

    Júpiter volverá a descender con su rayo flamígero con el que asusta a Platea. Le informa de que ya se están preparando sus bodas. Entonces aparece LA FOLIE, la locura, que se convierte en protagonista de la escena, justamente en el clímax de la obra. Viene acompañada de la lira robada a Apolo.

   Juno entra en escena enfurecida acompañada de la mensajera Iris.

  La infeliz Platea aparece con su velo de novia en un carro tirado por dos ranas. Momo se disfraza de Cupido. Todos le rinden a la pobre ranita falsa pleitesía por sus incontestables “encantos”, aquellos que han arrebatado de pasión al padre de los dioses.

   Juno al fin se da cuenta de la farsa. Platea se enfurece y vuelve a la charca. Juno y Júpiter se reconcilian, tras una falsa infidelidad.

  Hemos asistido a una crueldad mitológica, pero en el fondo podemos atisbar una crítica sutil a la frivolidad y a la superficialidad social y también versallesca de la época.

    Veamos a LA FOLIE interpretando su número, en la exquisita y colorista versión de uno de nuestros preferidos: Marc Minkowski & Les Musiciens de Louvre. (versión completa)

    La genial soprano MIREILLE DELUNSCH, ataviada con este vestido de partituras alcanza cotas de absoluta perfección y virtuosismo en tan difícil papel, en tan difícil partitura. Se trata de la representación de 2003 en la Ópera Garnier de París, todo un lujo.

ARIA DE LA FOLIE

                Aux langueurs d’Apollon,
Daphné se refusa:
L’Amour sur son tombeau, éteignit son flambeau,
La métamorphosa.
C’est ainsi que l’Amour
de tout temps s’est vengé:
Que l’Amour est cruel, quand il est outragé!
Aux langueurs d’Apollon,
Daphné se refusa;
L’Amour sur son tombeau, éteignit son flambeau,
La métamorphosa.

Apolo languidecía por Dafne,
pero ella lo rechazó.
El Amor en su tumba,
extinguió su antorcha y la metamorfoseó.
De este modo se venga el Amor
desde siempre.
¡Porque el amor es cruel, cuando se lo ofende!
Apolo languidecía por Dafne,
pero ella lo rechazó.
El Amor en su tumba,
extinguió su antorcha y la metamorfoseó.

Anuncios

Acerca de Maite Jiménez

Profesora de Latín y Griego de Secundaria. Traductora. Me gusta viajar. Adoro la música.
Esta entrada fue publicada en GRECIA, MÚSICA, MITOS, REFERENCIAS CLÁSICAS y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s