INVITACIÓN AL VIAJE: lujo, calma y voluptuosidad

L´invitation au voyage  

Música: Henri Duparc 

Charles BAUDELAIRE

Las flores del mal

Mireille Delunsch (soprano)

Mon enfant, ma soeur,

Songe à la douceur

D’aller là-bas vivre ensemble,

Aimer à loisir,

Aimer et mourir

Au pays qui te ressemble.

Les soleils mouillés

De ces ciels brouillés

Pour mon esprit ont les charmes

Si mystérieux

De tes traîtres yeux,

Brillant à travers leurs larmes.

Là, tout n’est qu’ordre et beauté,

Luxe, calme et volupté.

Des meubles luisants,

Polis par les ans,

Décoreraient notre chambre,

Les plus rares fleures

Mêlant leurs odeurs

Aux vagues senteurs de l’ambre

Les riches plafonds,

Les miroirs profonds,

ah! la splendour orientale

Tout y parlerait

À l’âme en secret

Sa douce langue natale.

Là, tout n’est qu’ordre et beauté,

Luxe, calme et volupté.

Vois sur ces canaux

Dormir ces vaisseaux

Dont l’humeur est vagabonde;

C’est pour assouvir

Ton moindre désir

Qu’ils viennent du bout du monde.

Les soleils couchants

Revêtent les champs,

Les canaux, la ville entière,

D’hyacinthe et d’or;

Le monde s’endort

Dans une chaude lumière!

Là, tout n’est qu’ordre et beauté,

Luxe, calme et volupté.

 

La invitación al viaje
 ¡Mi niña, mi hermana,
piensa en la dulzura
de ir allá a vivir juntos!
¡Amar a placer,
amar y morir
En un país como tú!
 
Los soles mojados
de esos cielos cubiertos
para mi espíritu tienen los encantos
tan misteriosos
de tus traidores ojos,
Brillando a través de las lágrimas.
 
Allí, todo es orden y belleza,
Lujo, calma y voluptuosidad.
 
Muebles relucientes,
pulidos por los años,
decorarían nuestra habitación.
Las más raras flores
mezclando sus olores
con el vago perfume del ámbar,
los ricos techos,
los espejos profundos,
El esplendor oriental,
todo allí hablaría
al alma en secreto
en su dulce lengua natal.
 
Allí, todo es orden y belleza,
lujo, calma y voluptuosidad.
 
Mira en los canales
dormir los navíos
cuyo humor es vagabundo;
para colmar
tu menor deseo
vienen desde el fin del mundo.
 
Los soles ponientes
revisten los campos,
los canales, la ciudad entera,
de jacintos y de oro;
el mundo se adormece
bajo una cálida luz.
 
Allí, todo es orden y belleza,
Lujo, calma y voluptuosidad.

Anuncios

Acerca de Maite Jiménez

Profesora de Latín y Griego de Secundaria. Traductora. Me gusta viajar. Adoro la música.
Esta entrada fue publicada en CUADERNO DE VIAJE, LIBRI, MÚSICA, REFERENCIAS CLÁSICAS y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s