AMAPOLA

AMAPOLA

Spargens humida mella soporiferumque papaver

Virgilio, Eneida IV, 486
“Rociando las húmedas mieles y la amapola adormidera”
Claude MONET, Campo de amapolas (Giverny 1885)

            La PAPAVER RHOEAS es una humilde planta despreciada por los ecologistas. Su pariente la PAPAVER SOMNIFERUM tiene otra categoría: de ella se extraen el OPIO, la MORFINA y la COCAÍNA. El rendimiento económico de su pariente estrella es indiscutible, tanto en el ámbito de la farmacología como del narcotráfico.

   

    La AMAPOLA fue descubierta por los artistas después de la batalla de Waterloo en 1815. Gotas de sangre en el campo de batalla se mezclaban con los puntos granadinos de la hermosa y efímera flor.

    En nuestros viajes las vemos crecer en cunetas, carreteras viejas y en los campos de cereales. Para los especialistas en suelos, ecología y sostenibilidad es una flor propia de TIERRAS DEGRADADAS.

Ha tenido fines medicinales (analgésicos y afrodisíacos), religiosos y estimulantes. Todavía hoy en Polonia se agregan sus semillas violáceas a algún pan, con el resultado de casi un bizcocho.

    Sus orígenes se remontan a Mesopotamia. Griegos y romanos también la utilizaron. Ya GALENO advertía de que había que tener mucho cuidado en su administración. Es una planta en la frontera entre lo curativo y lo prohibido.

    Cólicos, disentería, dolor de oídos, resfriados y achaques del pulmón así como el reúma se alivian con sus semillas, transformadas mediante destilado, maceración o ingeridas enteras.

    La savia, pétalos y cápsulas contienen rhoeadina, un alcaloide de efectos ligeramente sedantes, a diferencia de la variedad Papaver somniferum (adormidera u opio) que contiene morfina. Estas son palabras mayores.

    Hoy esta flor poética gracias a los impresionistas franceses ilumina nuestros degradados campos.

Claude MONET, Las amapolas

    Las lenguas han creado nombres sonoros y sugerentes para la PAPAVER.

Esta es la lista de AMAPOLAS EUROPEAS:

 

  • Alemán:  Mohn
  • Castellano: Amapola, ababol
  • Catalán: Rosella, ababolera, ruella.
  • Francés: coquelicot, ponceau, pavot rouge, pavot coquelicot
  • Gallego: mapoula o papoula
  • Holandés: Kornvalmue
  • Inglés: red poppy, field poppy, red poppy, red weed, corn rose, corn poppy.
  • Italiano: papavero, rossolacio
  • Neerlandés: papaver, klaproos
  • Portugués: papoila
 Dioscórides Univ. Salamanca

Su nombre ha sido objeto de variadas y simpáticas elucubraciones.

La ETIMOLOGÍA siempre es un juego y un ejercicio de trapecio.

Veamos algunas:

 

  • Los más atrevidos y con más espíritu patrio aluden la la LENGUA ÍBERA, donde ABABOL, nombre castellano de la PAPAVER estaría formado por una ABA- (boca) y un -BOL (redonda).
  • Más científica es aquella que explica que el término procede del árabe hispánico ḥappapáwr[a], y este a su vez del latín papāver, con influencia del árabe ḥabb: “semillas”.
 Dioscórides Univ. Salamanca
  • Con la hija inglesa de la PAPAVER, tenemos lío: RED POPPY. Los expertos se remontan a un antiguo inglés popæg, a través de una raíz germánica  *papua-, emparentada con una latina *papavum. Poppy podría haber sufrido una reduplicación po-po, de la raíz onomatopéyica *pap- “hincharse”

  • Nos gusta la explicación del DIOSCÓRIDES:
“De la amapola: (mēkōn rhoiás)  Otros ‘de semilla ácida’ (oxýgonon); los romanos papauer album; los egipcios nantí. Se llama así porque pierde rápidamente la flor. Crece en primavera en los campos de labor entre las cebadas, cuando se hace la cosecha. Las hojas se parecen a las del orégano, a las de la oruga, a las de la achicoria o a las del tomillo, un poco hendidas, aunque más largas y más ásperas. Tiene el tallo juncoso, derecho, áspero, como de un codo, flor bermeja y algunas veces blanca, semejante a la de la anémona silvestre, la cabezuela alargada, más pequeña que la de la anémona, el fruto color fuego, la raíz alargada, blanquecina, del grosor del dedo meñique, amarga”

 Y a continuación, los REMEDIOS:

“Cuece cinco o seis de sus cabezuelas en tres ciatosde vino, hasta que se reduzcan a dos y dalas a beber a quienes quieras que se adormezcan. Bebido un acetábulo de su simiente mezclado con aguamiel, ablanda suavemente el vientre. Se mezcla también con los pasteles y las tortas de miel y sésamo para el mismo propósito. Las hojas con las cabezuelas, en cataplasma, curan las inflamaciones. Su decocción, aplicada como fomento, es inductora del sueño”

 El esfuerzo etimológico del DIOSCÓRIDES es loable:

 MEKON, hace referencia en las lenguas adormideras a la adormidera. RHOIÁS, puede provenir del verbo RHEO “fluir”, podría pensarse que fue su nombre primigenio porque de la adormidera se destilaba el licor, y así luego pasó a la amapola, aunque sus cápsulas no tengas licor, pero son plantas muy similares. También puede ser que la adjetivación RHOIÁS, tenga que ver con la GRANADA, por el parecido de color de sus flores.

    Para terminar, gocemos con esta famosísima canción de JOSÉ LACALLE con letra de Luis Roldán, una joya de 1927 cantada por todos. Elegimos a uno de nuestros favoritos, el tenor JUAN DIEGO FLÓREZ.

AMAPOLA

De amor en los hierros de tu reja,
de amor esucho la triste queja,
de amor lejos de mi corazón,
diciéndome así, con su dulce canción:
Amapola, lindísima Amapola,
Será siempre mi alma tuya, sola.
Yo te quiero, amada niña mía,
igual que ama la flor la luz del día.
Amapola, lindísima Amapola,
no seas tan ingrata y ámame.
Amapola, Amapola,
¿cómo puedes tu vivir tan sola?
Al ver en los hierros de tu reja,
de amor el albacín de tu queja,
amor que mi amante corazón
el rojo olvidar una dulce ilusión.
Anuncios

Acerca de Maite Jiménez

Profesora de Latín y Griego de Secundaria. Traductora. Me gusta viajar. Adoro la música.
Esta entrada fue publicada en GRECIA, MÚSICA, REFERENCIAS CLÁSICAS y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a AMAPOLA

  1. Pingback: AMAPOLA | Histoire des Arts - Langues et Cultures de l'Antiquité | Scoop.it

  2. Pingback: AMAPOLA | net-plus-ultra | Scoop.it

  3. Manuel dijo:

    Algún día te paso unas fotos de amapolas que no cultivé en mis tierras y que salieron solas.
    Y todo para envidia de los impresionistas franceses.
    Por un tiempo fui alérgico a las amapolas. Ahora no hago sino liarlas a mis ojos.

    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s