SPRING AND FALL (to a young child) by Gerard Manley Hopkins

SPRING AND FALL

(Gerard Manley Hopkins, 1880)

Sir John Everett Millais, Autumn Leaves

    GERARD MANLEY HOPKINS (1844-1889), nacido en una familia de artistas, fue estudiante de clásicas en Oxford. Quiso ser también pintor, como Rosetti y los prerrafaelitas. Quemó sus poemas como quiso hacerlo Virgilio.

    Su disoluta vida juvenil, su tránsito a las relaciones homoeróticas tragaron su creación. Convertido después en sacerdote jesuíta, impartió clases de griego en el Royal University College de Dublín.

    Todos sus poemas permanecieron inéditos hasta que su amigo, el poeta Robert Bridges, los publicó en 1918.

    Hopkins creó palabras, estrofas y ritmos nuevos.

Se perciben al recitarlos

      John Atkinson Grimshaw, Autumn morning

    SPRING AND FALL es un poema sorprendente, el apóstrofe de una voz madura a una joven muchacha.

   Frescura, inocencia y primavera en Goldengrove. Pero ahora, las hojas de otoño caen como las lágrimas de la joven Margaret.

   Goldengrove, un edén, un paraíso de eterna primavera, envejece: el invierno se aproxima.

   Las hojas que se arremolinan en torno a los árboles dan la noticia de que la tierra pierde sus colores, y el paisaje se torna pálido, macilento y enfermo. Este es el espectáculo del otoño al que asiste Margaret. La caída de las hojas araña entonces su corazón. Por primera vez experimenta el llanto por la naturaleza.

    Crecer es llorar y envejecer. Pero esta tristeza por la caída de las hojas y la pérdida de la primavera descubren a Margaret que sus lágrimas son humanas.

    El susurro de un fantasma en su corazón, su propio espíritu, le revelará que toda esa confusión forma parte de su educación sentimental: la naturaleza es como la vida de los hombres.

    Margaret crece y se da cuenta de su mortalidad. No importa el nombre de la tristeza, sino la pérdida. Sus labios, su mente no conocen aún los nombres para esa congoja, que ha debutado al presenciar como se deshacen los colores. Esta tristeza será en el futuro por otras muchas cosas. Quizá entonces Margaret pueda darles nombre.

John Dickson Batten, The garden of Adonis

Margaret, are you grieving
Over Goldengrove unleaving?
Leaves, like the things of man, you
With your fresh thoughts care for, can you?
Ah! as the heart grows older
It will come to such sights colder
By and by, nor spare a sigh
Though worlds of wanwood leafmeal lie;
And yet you will weep know why.
Now no matter, child, the name:
Sorrow’s springs are the same.
Nor mouth had, no nor mind, expressed
What heart heard of, ghost guessed:
It is the blight man was born for,
It is Margaret you mourn for.

   Algunos de los poemas de Hopkins tuvieron su música, compuesta por él mismo. Se ha perdido la música de SPRING AND FALL, pero NATALIE MERCHANT ha hecho una emocionante versión. La aclamada película de Kenneth Lonergan Margaret (2012) arranca de este poema.

Margaret, ¿sientes congoja
por Goldengrove que está perdiendo sus hojas?
Las hojas son como las cosas humanas ¿Puedes tú
con tus frescos pensamientos, dolerte por ellas?
¡Ah! Cuando el corazón envejece,
un día su mirada se vuelve más fría.
Con el paso del tiempo, no sollozarás ya,
aunque veas montones de hojas lívidas arremolinadas;
entonces llorarás, y sabrás POR QUÉ.
Ahora no importa el nombre, pequeña:
Las fuentes de la tristeza son  siempre las mismas.
Ni tu boca ni tu mente expresaban
lo que tu corazón sabía, lo que tu espíritu intuía.
Esto es para lo que ha nacido el desdichado ser humano,
Esto es, Margaret, por lo que tú lloras.

(Traducción, Maite Jiménez)

Sir Frank Bernard Dicksee, Spring Maiden

Agradezco a MANUEL RUBIO el guante lanzado, el reto propuesto para abordar este poema. Gracias de nuevo.

Anuncios

Acerca de Maite Jiménez

Profesora de Latín y Griego de Secundaria. Traductora. Me gusta viajar. Adoro la música.
Esta entrada fue publicada en CINE, CUADERNO DE VIAJE, HIC ET NUNC, LIBRI, MÚSICA, MITOS, REFERENCIAS CLÁSICAS y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a SPRING AND FALL (to a young child) by Gerard Manley Hopkins

  1. Manuel dijo:

    Me ha pasado como con los sonetos de Shakespeare. ¡He leído varias traducciones y hasta que me ha convencido una! La audición es maravillosa, la elección de los cuadros muy acertada. Me agrada aprender, Maite.
    Una sola cosa, ¿por qué has realzado con mayúsculas el POR QUÉ? ¿Capricho de traductora o necesidad poética?

    Gracias, un saludo.

  2. Henry dijo:

    Hola Maite, es un extraordinario poema pero creo que en las últimas líneas te pierdes un poco en la traducción. Esta frase: Nor mouth had, no nor mind, expressed.What heart heard of, ghost guessed. La traduciría como: Lo que ni ti boca ni tu alma sabían expresar, tu corazón y tu espíritu logran adivinar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s