CIBERCADÁVER

CIBERCADÁVER

cyber glam by maurizio fantini

    En el mundo en que vivimos la información ha adquirido un volumen tan espectacular y gigante que difícilmente podemos abarcarlo todo. A los habitantes de la adea global del siglo XXI nos cuesta mucho probarlo todo y ahondar también en todo, o cuando menos en la mayoría, o solo en lo importante.

   Picoteamos aquí y allá intentando alcanzarlo todo. Si nos quedamos atrás perdemos el tren de la modernidad y el ritmo de la vida, ese que va a golpe de enter, enter, enter, el ritmo del chat. Somos presa del nerviosismo por mantenernos informados y al día. Hoy día, si no tienes facebook o twitter eres un CIBERCADÁVER. Y puede que sea cierto.

Ahora todos nuestros deseos se han convertido en necesidades

Escher, Autorretrato en espejo esféricoMauritius Escher, Autorretrato con espejo esférico

    He vivido la mayor parte de mi vida sin teléfono móvil. No me pasó nada malo. Lo único un tanto inconveniente quizás es que si quedaba de víspera con alguien y no acudía a la cita, no me avisaba. Las explicaciones vendrían luego, no con unos minutos de antelación al plantón. Ahora estoy siempre localizada, no memorizo ningún número de teléfono, porque mi inteligente cacharrito se los sabe todos.

   85427724153243292_AbHmIhtb_b    Nunca soñé con leer un periódico en la internet. Hasta ahora los tengo gratis, como todos. Y de todo el mundo, si quiero.

    La internet me ha acercado a queridos amigos del pasado, esos que están lejos, pero ahora están siempre presentes a golpe de click.

    No concibo mi trabajo sin la red, y tampoco sin las redes sociales. Comparto y me comparten. Es generoso y muy desinteresado. No entiendo el analfabetismo digital de algunos de mis colegas, esas constantes y rancias negativas a sumergirse en el mundo cibernético, como si este les fuera a quitar cátedra, sabiduría, o les fuera a hacer súbditos del Gran Hermano que es la internet.

1984 Orwell (1947)George Orwell, 1984 (1947)

    Tuitean por ahí que facebook está obsoleto, que “tuiter es lo más cool” Estamos en línea, siempre conectados.

    Nuestro perfil es ya “político”, en el sentido de que hemos trascendido tanto que nos hacemos la ilusión de que vivimos en intimidad con nuestros followers, con los que construímos nuestro timeline.

   Esa línea de la vida que es observable y analizable por cualquiera. Por eso, estoy sorprendida de la apertura y desnudez de muchos tuiteros. Plasman en cada tuit su momento vital en 140 caracteres. Algunos cibernautas llegan a la más pura obscenidad, entendida esta en su sentido etimológico: ob-scaena, “fuera de escena”.

    Si en los dramas clásicos no se podía perpetrar un asesinato en escena, sino entre bambalinas, si Edipo se quita los ojos detrás del escenario y Yocasta se suicida sin que los espectadores lo vean, por qué tenemos que asistir a la vida en directo de nuestros colegas virtuales.

267753140316006932_NdJCW4Xa_c

    Muchos usuarios confunden la libertad de expresar cada momento de su devenir con la responsabilidad que se apareja. Expresar y compartir responde a una necesidad eterna de los seres humanos: sentir la compañía, sentir el reconocimiento, estar ahí, ser visible, sobre todo ser visible.

    Los sociólogos estudiarán si la apertura cibernética se corresponde siempre con las habilidades sociales, si en las distancias cortas, en el tête à tête, en el vis a vis o en el cuerpo a cuerpo los usuarios de internet somos igual de francos. Esto es lo que los creadores de las redes sociales han denominado PERFIL y con ese PERFIL va de la mano la PRIVACIDAD.

135600638750628254_0DEdbDOR_c

    Con nerviosismo intento cada mañana organizar todos los datos que llegan a mis redes. Es lo que he pescado por la noche, parece ser. En la lonja de mi ordenador selecciono, comparto, agrego, sigo, leo, cambio de pantalla. Es un ritmo febril. No deseo quedarme atrás. Lo que no sé es si en cada comando pienso en lo que comparto y hago visible a todo el mundo, porque es visible y accesible siempre a todo el mundo.

  Verdaderamente hemos hecho, no de la necesidad virtud, como dice el refrán, sino de la virtud necesidad. Porque es un deseo urgente.

   Pruebo a desconectarme, a dejar de estar en línea. No pasa nada. Estoy tranquila. A los dos días de estar apartada de mi Blackberry no hemos sufrido ningún ataque nuclear del que no me haya enterado.

   Sigo en línea, sigo compartiendo, viviendo. No me he perdido nada. Es una buena práctica, estar off-line un tiempo, y dejar de leer tuits, dejar de visitar las entradas de mi facebook y no contestar a ningún mail, porque ninguno es tan urgente que no tolere mi descanso.

170503535863958480_3p898Ldc_b

   El pajarito-logo de twitter debería ser un pequeño mochuelo, con los ojos muy abiertos, como un Pequeño Hermano que nos observa, pero que de vez en cuando, se duerme acurrucado en sus propios plumones.

¿Qué está pasando? -pregunta twitter. No lo sé. Hoy no lo sé.

baby owl

Anuncios

Acerca de Maite Jiménez

Profesora de Latín y Griego de Secundaria. Traductora. Me gusta viajar. Adoro la música.
Esta entrada fue publicada en HIC ET NUNC y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a CIBERCADÁVER

  1. Pingback: CIBERCADÁVER | Grand Tour | Scoop.it

  2. cccouto dijo:

    Dos días…me parece poco. ¿ qué tal dos meses?. ¿Podríamos aguantarlo?. Yo ni siquiera estoy en las redes sociales: me volvería una obsesa-posesa. Como el que sabe cuál es la dósis exacta de alcohol que su cuerpo tolera antes de empezar a desbarrar (ese “ritmo febril” del qu hablas). No soy una paleolítica (creo), pero percibo de forma muy clara el peligro que tiene todo este mundillo. Podemos alejarnos de la realidad que cuenta -la que huele, sabe, suena- y ni siquiera enterarnos. Creo que es esencial -¡ higiénico!- desconectarse de forma rutinaria de vez en cuando.

  3. Teresa dijo:

    De acuerdo que uno no puede estar al márgen de las redes sociales pero nada es perfecto y aunque no soy ducha en la materia creo firmemente que a todo ese mundo le falta lo elemental de la vida: el contacto con las personas,verlas,tocarlas, abrazarlas ,abrirles nuestro corazón y esperar respuestas mirándoles a los ojos
    Y otra cosa negativa:elenganche que te hace alejarte y vivir casi en un mundo virtual

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s