GOSSIP

GOSSIP

gossip

   Cronistas de sociedad, prensa rosa, il cuore, la rumorología, chismes y más chismes. Todos ellos alimentan nuestras pantallas televisivas. Ejercen un magnetismo explicable, no hay ningún misterio en ello.

1748_7

    Las gripes y los reposos en el sillón con pijama y manta de ganchillo, bolsa de agua caliente y pañuelos de papel propician ver la televisión en horas poco “cristianas”: las mañanas de nuestros canales están repletas de entretenimiento de fácil consumo y aun más fácil digestión. Así fue la semana pasada para mi.
   Uno confía en aprovechar este tiempo para descansar, leer lo que nunca puede leer, escuchar la música que desea y gozar del silencio porque el resto de la casa está fuera y ocupadísimo. Pero las fiebres, los mocos y las toses no permiten hacer nada de eso. Lo máximo a lo que uno llega es a embrutecerse saludablemente con la programación de televisión.

    Con nuestros horarios hispánicos, la televisión nos juega una mala pasada, nos ha traicionado de verdad. El prime time nocturno es muy nocturno, afterhours. Así, lo bueno y apetecible está excluído del share. Los que tenemos que madrugar, no podemos ver una buena película después de medianoche. Solo los jubilados tienen la fortuna de disfrutar de una buena programación. En horario de digestiones, sea al mediodía o a la cena, se llena la pantalla de insustancialidades.

20120202074229primetimelogo

   Las cadenas públicas, mal llamadas públicas, se han enganchado al carro del GOSSIP: el cotilleo, el rumor, el interés por la vida de los famosos.

    Es la era del CHONISMO, del TRONISMO Y del GRANHERMANISMO. Dentro de 50 años, la Real Academia incluirá estos términos en su diccionario.

Triunfa la zafiedad.

    El CHONISMO exhibe su léxico “poligonero”, de frases cortas, exclamativas y soeces. Las voces son en extremo altas, estentóreas, de timbres agudos insufribles, practicando el neologismo con osadía.

belen-esteban-384x500

    El TRONISMO nos retrotrae a ritos tribales donde un “pavo” sentado en un trono se permite elegir “género” entre un tropel de aspirantes femeninas. Y las mujeres, curiosamente, no nos rasgamos las vestiduras.

tronos_myhyyv

    El GRANHERMANISMO rinde homenaje a Orwell, ya que un ojo gigante nos vigila mientras interpretamos nuestro papel, o simplemente somos nosotros mismos. Esto es sin duda lo peor, ser nosotros mismos. Luego, los granhermanistas se convertirán en OPINADORES y contertulios de animadas discusiones gossip sobre su vida y sus peripecias personales, y también, por qué no, sobre la de otros. Crean estado de opinión, desatan encendidas polémicas y posicionan a los espectadores.

gran-hermano

    Aquí llega la gran mentira, esa que muestran algunos “recultos”: yo solo veo los documentales de la 2. Mentira. Tú ves lo que ven todos y conoces perfectamente a los personajes de esta comedia, aunque solo sea cuando vas a teñirte a la peluquería y hojeas con fruición todas las revistas, porque llevas un retraso de semanas, exactamente desde el último tinte, o desde tu última limpieza dental.

Fug And Busted www.fugandbusted.

    Los reality shows, los programas de “opinión” (¡) en horario matutino y vespertino acaparan a la audiencia. No nos engañemos.

    Entramos en el gran teatro del mundo, en la magia de lo verosímil, aunque no de lo real o de lo verdadero.

    Funciona esta estrategia una y otra vez, la estrategia teatral, dramática, en sentido amplio: los espectadores llegan a creer en lo que allí está pasando. No atrapada en estos momentos por la magia teatral de la televisión, porque mi vida no me lo permite, me atrevo a afirmar que todo está pactado, todo forma parte de una interpretación de actores bien entrenados. Los intérpretes siguen un guión que ha sido brillantemente creado por alguien que conoce bien los entresijos de la VEROSIMILITUD, aquello que tiene visos de realidad, pero no lo es.

representacionteatral

    Qué nos falta, qué deseamos para comernos a dos carrillos estos productos. Por qué los creadores de estos productos triunfan. Nos han pillado la aguja de marear. Somos vulnerables a la publicidad y a los programas, a la literatura basura y al supuesto producto artístico, de dudoso beneficio y carente absolutamente de calidad; también somos peligrosamente víctimas de  la opinión, de la prensa escrita y de cómo nos cuentan las noticias.

gossip1

    Uno llega a querer negarlo todo, pero es imposible. Se aprovechan todos de que el precio es muy módico, asequible siempre, casi siempre gratis. La digestión de estos productos no produce zozobra, sino evasión.

    Es inherente al ser humano el deseo de saber, de conocer la vida de otros, de compararla con la nuestra. En ese seguidismo humano se basan las modas, los trend-topics, lo que nos hace más gregarios, más  estándares, más manejables e hipnotizables.

ap10050qwr6148772__oPt

    La vida es simplemente un folletín: necesitamos engancharnos a las historias; con la que cae, deseamos productos simples, pero que tengan continuidad. Seguir el argumento, conocer el final, vaciarnos de nosotros para ser el otro, alienarnos, convertirnos en ajenos, imitar, seguir, seguir, seguir…a alguien, salir del pozo de la soledad, en suma.

    A esto lo llaman GOSSIP, un término de moda. Es el QUIDNUNC, lo que pasa ahora, en nuestra tertulia frente al café o al té o al gintonic. Pero esta palabra ánglica está bien lejos ahora de lo que fue:

    GOSSIP se relaciona etimológicamente con IDIOTA, pero no con lo que entendemos por IDIOTA en nuestro español cotidiano, sino con algo más profundo: lo propio, lo íntimo, el “idioma” (lengua propia), el idiom inglés, o idiomatismo, lo que una lengua dice y no es traducible a otra, lo que yo mismo soy ourselves, con el compañero del alma latino sodalis, aquel que es peculiar, como el irlandés fein, que no es sino mi manera propia de decir algo. El alemán fraterniza con Geschwister a los hermanos y a las hermanas, sin distinción de sexo, porque les une el mismo amor. Llegamos al ôs griego, “él” y no otro. Todos se remontan a un indoeuropeo * s(w)e-bh (o) o *swe-(d)(yo) para aludir a esa relación del “padrino”, el antiguo inglés godsibb, el sponsor, el protector.

idioms_800x8001

    Entonces vemos como GOSSIP triunfa por su propia identidad, por ser uno mismo, por brillar como individuo. Por eso nuestros protagonistas del share televisivo pueden tener esos minutos de gloria, a veces semanas y meses, algunos luchan contra el tiempo y se instalan en nuestras vidas creando tendencias.

    Los GOSSIP son siempre ellos mismos, quieren marcar estilo, inventar, sea palabras o sea actitudes, apelan a lo más básico de nuestra frágil humanidad, nos emocionan con lágrimas, con problemas amorosos, con follones de separaciones, custodias filiales, con cifras que nos amilanan, porque el dinero no es para ellos un problema como para el resto de los mortales. No han estudiado, no tienen formación, pero triunfan.

216102482091055058_p5MxeGPU_c

    Plantéesenlo ustedes a sus hijos, miren su vida, que es como la mía, ordinaria y profundamente laboral. No hace falta que profundicemos en el capítulo de los valores tras lo que hemos reflexionado. La CULTURA es aquello que se cultiva, como la tierra. La TRADICIÓN, no aquello rancio y demodé que nos hacen creer, sino lo que se entrega por generación, de padres a hijos. Cuesta remar con firmeza en estos tiempos y resistirse al embrujo de la simpleza.

 

Anuncios

Acerca de Maite Jiménez

Profesora de Latín y Griego de Secundaria. Traductora. Me gusta viajar. Adoro la música.
Esta entrada fue publicada en CUADERNO DE VIAJE, HIC ET NUNC y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a GOSSIP

  1. Pingback: GOSSIP | Grand Tour | Scoop.it

  2. Teresa dijo:

    Perfecta la reflexión y aunque los asiduos a esos programas se den cuenta que todo es una interpretación,los siguen y a mí si que me gustaría que algún estudioso de la mente me explicara el por qué

  3. cccouto dijo:

    La autora del post lo ha hecho ya: “salir del pozo de la soledad, en suma”. Problema: que estos hábitos -seguir al dedillo la vida de tantos desconocidos- te hunde aún más en la soledad, aunque no seas consciente de ello. Creo, por el contrario, que sí puede resistirse uno “al embrujo de la simpleza”. Parece mentira, oye, pero uno apaga la tele un día, y el siguinete, y el otro…y al final se acostumbra a vivir sin ella.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s