LA PACIENTE GRISELDA

LA PACIENTE GRISELDA

Ahora escuchad lo que el Petrarca tiene que decir al res­pecto:
«Este cuento no ha sido contado para que las esposas imi­ten la mansedumbre de Griselda; sería más de lo que podrían soportar aunque quisiesen. Debe servir más bien para que to­dos, sea cual sea su condición, permanezcan tan constantes como Griselda en la adversidad.»
(G. Chaucer, Cuentos de Canterbury)
Griselda, 1910 by Maxfield ParrishGriselda, 1910 by Maxfield Parrish

   La historia de GRISELDA fue muy famosa en los albores del RENACIMIENTO. Circulaban muchas versiones de esta figura femenina.

  GRISELDA es la paciencia y la constancia por antonomasia. De hecho posee un nombre parlante en germánico: Grishild, aquella que combate, la que batalla, la heroína.

   El DECAMERÓN de BOCCACIO finaliza con la inverosímil historia de Griselda. Es el cuento diez del décimo día. lectura-a-oscuras

ATalefromtheDecameron_WaterhouseEl cuento del Decamerón (J.W. Waterhouse)

   lectura-a-oscurasGeoffrey CHAUCER cuenta también las aventuras de Griselda en sus Cuentos de Canterbury, en The Clerk´s tale, el cuento del monje, del fraile o del erudito.

   También Charles PERRAULT versionó la historia de Griselidis, una mujer de bíblica paciencia .

griselda_smallFrancesco di Stefano Il Pesellino, Historia de Griselda (Accademia Carrara, Bergamo)

  El noble Gualtieri, o Walter, en la versión inglesa, se dedicaba sobre todo a la cetrería. Su corte le insta a que tome esposa. Para darles a todos en la cabeza elige a una campesina pobre, Griselda. Los caballeros prometen tratarla como señora.

  Se encamina a su humilde casa haciéndole prometer total obediencia y constancia en el humor hiciese él lo que hiciese. Un duro reto, sin duda.

  La desnuda delante de toda la comitiva, despojándola de sus harapos, y la viste con lujosos ropajes. Se casa con ella en presencia de todos. Las virtudes más nobles concurren en esta mujer.

primera prueba de paciencia, charles est copeCharles West Cope, Primera prueba de la paciencia de Griselda (Palacio de Westminster)

  La primera prueba de la paciencia de Griselda será cuando su esposo ordena la muerte de su primera hija. Se trata de una mentira, porque en realidad Gualtieri se la lleva a casa de unos parientes en Bolonia.  Con su segundo hijo, un varón, hará lo mismo.

  La última prueba de la paciencia de Griselda es absolutamente cruel: le dice que ha obtenido la dispensa papal para volver a casarse. Ella razona sobre su baja condición y sobre los beneficios del nuevo matrimonio de su esposo con una dama de alta cuna. Acepta todas las condiciones. Gualtieri la deja ir, descalza y tan solo cubierta con una camisa.

StoryofGriseldapart2_closeupGriselda

  Gualtieri hizo creer a sus súbditos que había escogido como esposa a una hija de los condes de Pánago, cuando en realidad se trataba de su propia hija, que ya tenía 12 años y estaba en edad de merecer.

  Prepara grandes bodas y hace llamar a Griselda para someterla a la prueba final: ordena servir a la novia, limpiar la casa, y arreglar todo para la fiesta, como si fuese una criada. Griselda le hace una petición. Es la primera vez en todo el cuento que tiene voz: le suplica que no inflija a su nueva esposa los mismos martirios que le hizo a ella.

  El cuento acaba bien, porque Gualtieri le declara que siempre la amó, que todo había sido un ¡¡¡¡¡¡¡¡¡EXPERIMENTO !!!!!!!!!!

ME0000097120_3

  audioANTONIO VIVALDI también compuso su particular GRISELDA, con un argumento mucho más regio y épico. Aquí se puede escuchar completa.

   La hija de Griselda se llama, como no podía ser de otro modo, COSTANZA. Esta deliciosa y dificilísima aria le pone voz. Nos gusta la interpretación de Vivica Genaux con la dirección de  Fabio Biondi  y su Europa Galante

Agitata da due venti
freme l’onda in mar turbato
e’l nocchiero spaventato
già s’aspetta naufragar.

Dal dovere, e dall’amore
combattuto questo core
non resiste; par, che ceda,
incominci a disperar.

Agitada por dos vientos
Tiembla la ola en el mar turbulento
Y el asustado piloto
Ya espera naufragar.
Por servicio al amor
Este corazón combate
No resiste y parece ceder
Y comienza a desesperar
Anuncios

Acerca de Maite Jiménez

Profesora de Latín y Griego de Secundaria. Traductora. Me gusta viajar. Adoro la música.
Esta entrada fue publicada en LIBRI, MÚSICA, MITOS, REFERENCIAS CLÁSICAS, RENACIMIENTO y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a LA PACIENTE GRISELDA

  1. Pingback: LA PACIENTE GRISELDA | Grand Tour | Scoop.it

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s