23 de abril: BÁLSAMOS y LIBROS

23 de abril: BÁLSAMOS y LIBROS

d75dcb1136c08058647159013f028e88

Town of Rovaniemi, Finland, 1948. Photo by Werner Bischof/Magnum Photos

 

    Las formas de los libros dan sentido a su existencia. Hemos hablado muchas veces en este blog de papiros, pergaminos, códices, libros y libros electrónicos.

   Cambia con su forma, esa que llaman soporte, la forma de leer: leer en voz alta, leer en silencio, leer con los ojos y también leer “digitalmente”, con el dedo, emborronando las letras, haciéndolas saltarinas entonces, y, ahora cambiando de pantalla y consultando emergencias de la era digital.

d048796c1d42bc36a386c4e38cddab2c

    El libro es libre, libérrimo, circula, se presta a que lo interpreten torpes mentes o sabios intelectos. Se pone al servicio del hombre, y la rendición es tal, que hasta le regala la MEMORIA.

 LC PAPIERS P038

PHOTOGRAPHE http://www.olivier-placet.com

    Tiene tanto poder que lo que reside en él se considera autoridad muchas veces de modo equivocado. Nos fiamos de las páginas, de las letras o de nuestro Kindle más que de un susurro al oído, de una fábula de un cuentacuentos o de la propia música.

VERBA VOLANT, SCRIPTA MANENT

a2453d58daca98001556b1a5fb899386 Walking on Sahara (Mauro Zen)

    Pero más que nada los libros son un BÁLSAMO. Las enfermeras transportan un carrito lector en los hospitales, los funcionarios de prisiones otro para los que están en las cárceles. Aún las bibliotecas de la escuela tienen aire respetable. Nadie puede resistirse a tocarlos en las librerías. Algunos los olemos, y apreciamos la textura del papel y sus dibujos.

04206c73478c1a990156ef647932f117

The LA Public Library’s bookmobile for the sick, 1928

     Leemos de pie, en una silla, en un sofá o en la cama, casi siempre a solas.

 19106d552226988582517452caebf385THE NOTEBOOK BY ANDY KENNELLY

   Dice la Biblia que el bálsamo es la curación de un pueblo enfermo. Nos gusta que un libro sea eso, un bálsamo para un pueblo enfermo, para un alma afligida.

   Narra el Génesis que los celosos hermanos de José le aplican bálsamos a su cuerpo antes de venderlo a una caravana de comerciantes ismaelitas , ya que al fin, es carne de su carne, dice Judá.

    Si vamos a enfrentarnos a nosotros mismos o a alguien o a algo necesitaremos el bálsamo de las palabras de los libros. El profeta Jeremías también se refiere al famoso bálsamo de Galaad, bálsamo de Judá o bálsamo de la Meca.

                  Todo lo misterioso y mágico viene de Oriente. También el libro.

     El bálsamo iba entre los regalos de la Reina de Saba para Salomón, y la bella Esther hizo un tratamiento de seis meses para embellecer su piel antes de presentarse al rey persa Asuero.

Antique Royall Lyme & Balsam of Wild Cherry Bottles - Easter Decor

Antique Royall Lyme & Balsam of Wild Cherry Bottles – Easter Decor

    Las resinas y aceites que amalgaman el BÁLSAMO confieren a este mágico producto el aroma y los perfumes quintaesenciados a partir de las plantas y flores destiladas por las sabias manos perfumísticas.

    Curando heridas, mitigando dolores, espeso y oleososo se va extendiendo por la piel, el cabello, los labios, las llagas y las enfermedades.  

HOMBRE

    Ser un BÁLSAMO es ser TERAPÉUTICO, generoso, fragante y muy valeroso.

     Y el Eclesiástico (6, 16) habla sabiamente:

          Un amigo fiel es remedio saludable; los que temen al Señor lo encontrarán.

    El bálsamo es maná escondido en las plantas y en los árboles. Los libros esconden alivio, consuelo y reposo para todas las heridas. Son los amigos fieles.

32f9a511725e358aa670f7c778025f88

Public Library (Manchester 1964)

    Pero hay otros BÁLSAMOS, como el de FIERABRÁS, que recomienda Don Quijote a Sancho. Fierabrás era un gigante sarraceno, por eso podría conocer estas propiedades mágicas orientales.

    El Bálsamo de Fierabrás es similar a la PANACEA, todo lo cura. Y su fórmula debía incluír romero, sal, aceite y vinagre, más ochenta paternóster e igual número de avemarias, salves y credos.

BÁLSAMO CASERO

    Otros bálsamos son menos resinosos y mucho menos vegetales, algunos siguen siendo tangibles, como los abrazos o los besos, otros mucho menos, como las miradas o la voz, otros reservados, como la MÚSICA y los LIBROS.

  Por eso hoy, que celebramos el UNIVERSAL DÍA DEL LIBRO, homenajeamos a Cervantes con las palabras salutíferas sobre el BÁLSAMO DE FIERABRÁS

Ferabràs

      Pero dime por tu vida: ¿has tú visto más valeroso caballero que yo en todo lo descubierto de la tierra? ¿Has leído en historias otro que tenga ni haya tenido más brío en acometer, más aliento en el perseverar, más destreza en el herir, ni más maña en el derribar? La verdad sea, respondió Sancho, que yo no he leído ninguna historia jamás, porque ni sé leer ni escribir; mas lo que osaré apostar es que más atrevido amo que vuestra merced yo no le he servido en todos los días de mi vida, y quiera Dios que estos atrevimientos no se paguen donde tengo dicho. Lo que le ruego a vuestra merced es que se cure, que se le va mucha sangre de esa oreja, que aquí traigo hilas y un poco de ungüento blanco en las alforjas.
    Todo esto fuera bien escusado, respondió Don Quijote, si a mí se me acordara de hacer una redoma del bálsamo de Fierabrás, que con sólo una gota se ahorraran tiempo y medicinas. ¿Qué redoma y qué bálsamo es ese? dijo Sancho Panza. De un bálsamo, respondió Don Quijote, de quien tengo la receta en la memoria, con el cual no hay que tener temor a la muerte, ni hay que pensar morir de ferida alguna; y así, cuando yo le haga y te le dé, no tienes más que hacer sino que cuando vieres que en alguna batalla me han partido por medio del cuerpo, como muchas veces suele acontecer, bonitamente la parte del cuerpo que hubiere caído en el suelo, y con mucha sutileza, antes que la sangre se hiele, la pondrás sobre la otra mitad que quedare en la silla, advirtiendo de encajallo igualmente y al justo. Luego me darás a beber solos dos tragos del bálsamo que he dicho, y verásme quedar más sano que una manzana. (cap. X)

 69a0af50a44df29c9d4da982bf6be9ab

Anuncios

Acerca de Maite Jiménez

Profesora de Latín y Griego de Secundaria. Traductora. Me gusta viajar. Adoro la música.
Esta entrada fue publicada en CUADERNO DE VIAJE, HIC ET NUNC, LIBRI, MITOS, REFERENCIAS CLÁSICAS y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a 23 de abril: BÁLSAMOS y LIBROS

  1. Pingback: 23 de abril: BÁLSAMOS y LIBROS | Diario ...

  2. Teresa dijo:

    Acertadísimo post en tal dia y para todos los dias de la vida Me gusta la expresión de bálsamos tangibles:abrazos,besos, miradas y añado:sonrisas ,caricias y otras manifestaciones de amor que si nos falta ese bálsamo se nos seca el alma
    Y en cuanto al bálsamo de la música y los libros yo añadiría que que son placeres que son un puntal en nuestra vida Gracias por hacernos reflexionar

  3. cccouto dijo:

    Pero durante siglos el bálsamo no era el libro, sino la palabra (lo sugieres en uno de los párrafos: “el bálsamo de las palabras de los libros…”). La palabra, que primero era cantada y memorizada, sólo después escrita. A medida que nos hacemos mayores -viejos, qué caray- volvemos un poco a eso. Yo al menos. A veces recuerdo un verso, o una frase, y lo que de verdad me reconforta, el bálsamo infalible, es la relación que esas palabras tienen conmigo. Más que el libro en sí, objeto precioso donde los haya. Pero también por eso es verdad lo que dices en más de un post, que el soporte es lo de menos. Lo que sigue importando, por siempre jamás, es la palabra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s