JUST A GIGOLO

JUST A GIGOLO

97ea8b8d7c5589a26bf09fe08b00922bDavid Bowie y Kim Novak en Schöner Gigolo, armer Gigolo (David Hemmings, 1978)

     La indolencia del universo en el principio de los tiempos le hacía ser un enorme HIATO, un CAOS al que vinieron a poner orden las fuerzas divinas.

   Así lo dice Ovidio en el inicio de sus Metamorfosis:

Antes del mar, y de la tierra, y del cielo que todo lo cubre, en todo el orbe uno era el semblante de la naturaleza, al que llamaron CAOS, una masa ruda y desordenada, nada más que un peso inerte y apelotonadas en él unas semillas discordantes de cosas no bien unidas
(Met. 5-9)

El CAOS, el HIATO no es más que un enorme BOSTEZO, como lo atestiguan el griego chasma, abertura, o chaino, abrir; el lituano zioju, el sánscrito zjam o el antiguo alto alemán gien, o el inglés moderno yawn.

Todos abren la boca

Harper's Bazaar, c1954. Photo by Lillian Bassman

Harper´s Bazaar 1954 (Photo by Lillian Bassman)

   La deliciosa vieira gallega (en griego cheramys) también abre sus valvas y nos ofrece un rico manjar venéreo. Hemos llegado al nacimiento de la diosa Afrodita, en una VENERA.

scallop-shells-2

   A veces la etimología cobra vida propia y se convierte en pilla y hasta procaz, o quizá seamos nosotros con nuestro subconsciente maligno los que atribuímos estas connotaciones a las pobres palabras que luchan por vivir.

   Pasamos rápidamente de este hiato venéreo al alemán medio giude, que es nada menos que el PLACER. Debe de ser un placer masculino, porque giuden es fanfarronear delante de las chicas.

   Ansia y placer, abrir la boca de una cuarta, es signo, causa y consecuencia de la VORACIDAD del buitre, como en el antiguo germánico giw, “el ansioso”, en alemán moderno Geier o el inglés greedy, glotón.  Y cómo no, recordaremos el geil alemán, caliente, en sentido sexual.

2011GuessUnderwearMens3

    También tendremos que tener cuidado con ciertas aberturas si subimos al tren.

MIND THE GAP!

mind_the_gap

   Debe de ser que las ansias remueven el Geige, el violín alemán para bailar una Giga, pues también giga en noruego es mecerse, menearse, o en inglés giggle, reirse con nerviosismo. Lo mismo que en español nos sale el hipo. Aquí está el bonito instrumento antepasado del violín, la FIDULA o viola de arco, vihuela, giga o rabel:

fidula_viola1

    Pues ya hemos llegado a donde queríamos, al venéreo, abierto, libre, pasional y ansioso GIGOLÓ.

    Como suele suceder, esta palabra parte de una GIGLOT femenina, y para más inri, francesa, una chica de mala vida, normalmente alta, delgada y “alegre”. Por eso el gigoló en inglés renacentista es un hombre lascivo.

16050180c64a8cc1cadc446c8ed39711

    Lo que se esconde en la vida del GIGOLÓ o de la GIGLOT está probablemente lejos de esas ansias puras. Y sus vidas, son tristes, porque son finalistas. Han acabado allí porque no pueden hacer otra cosa.

   Pero el mito del gigoló se ha instalado en nuestra cabeza, y nos parece, equivocadamente, que son diferentes de las comunes prostitutas.

    Pueden ser incluso exponentes del dandismo, como aquellas hetairas griegas, cultas y refinadas, libérrimas. Otros, se acomodan en los brazos de mujeres maduras, como Richard Gere.

62c279c09ab2b01cd3c32fff9cc06168Richard Gere y Lauren Hutton en American Gigolo (Paul Schrader, 1980)

    audioTriste es la vida del gigoló, como se cuenta en la película alemana Schöner Gigolo, Armer Gigolo, protagonizada por David Bowie. Así se dice en la canción, que canta Marlene Dietrich.

tumblr_ldr830OBAU1qbd8v2o1_500

    Hoy hemos elegido para cantar esta triste canción a un/una artista desafiante. Bañándose en la corriente del travestismo más vintage, KATHARINA ELENA es una provocación de los felices veinte en nuestros tiempos.

Guapo Gigoló, pobre Gigoló

El pequeño teniente era el mejor jinete
Y todos los corazones volaban hacia él.
Podía besar y bailar como el más pintado,
Venía, miraba y vencía en un santiamén.
Muchas lunas luchó allá en Francia,
Pronto en el Vístula, en el Piave, en algún sitio.
Ahora ya no le queda nada
Y se ha hecho Gigoló.
 
Guapo Gigoló, pobre Gigoló,
No pienses ya más en los tiempos
Cuando eras húsar,  forrado incluso,
Podías cabalgar por las calles
El uniforme pasó, tu amorcito dijo adiós
Bonito mundo, te quedaste hecho puré
Cuando se te rompe el corazón,
Muestra una cara sonriente
Pagan y tienes que bailar
 
Se hizo bailarín, la tierra giraba y giraba
El pequeño teniente baila por su pan cada día
Si la vieja está de buen humor otra vez
Ella no puede sentir falta de nada.
Allí con el champán él escuchó bonitas canciones,
Donde bailó in dulci jubilo.
Allí baila el cada día
Pero ahora sólo como Gigoló.

d30ef3ea4071297b88829d4170004d76

Anuncios

Acerca de Maite Jiménez

Profesora de Latín y Griego de Secundaria. Traductora. Me gusta viajar. Adoro la música.
Esta entrada fue publicada en CINE, MÚSICA, MITOS, REFERENCIAS CLÁSICAS y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a JUST A GIGOLO

  1. Pingback: JUST A GIGOLO | Grand Tour | Scoop.it

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s