CAMARERO, DOS CAFÉS

CAMARERO, DOS CAFÉS

Brassai - 1932Brassaï 1932

      En 1683, una delegación de turcos se acercaron a las puertas de Viena. No era su intención tomar la ciudad (!)

Los otomanos acamparon un tiempo fuera de los muros de Viena, hermosamente fortificados por las tropas cristianas aliadas, que habían acudido curiosas (!)

batalla-de-KahlenbergBatalla de Kahlenberg

La verdadera intención de estos turcos era instruir a los vieneses en la

CULTURA DEL CAFÉ….

Kolschitzkydenkmal_Detail_1

     Un intrépido personaje, el joven polaco Kolschitzky, había vivido diez años en Estambul, hablaba el turco con fluidez y por ello actuó de interlocutor de la delegación turca. Fue a donde se habían instalado los visitantes extranjeros y cotilleó todo.

el-libro-del-cafe-nestor-lujan
En su retirada, los otomanos se dejaron olvidados 500 SACOS DE CAFÉ. El emperador de Austria se los regala a Kolschitzky y le da los permisos necesarios para abrir un café, al que puso el nombre de

LA BOTELLA AZUL

Zu_den_blauen_Flaschen_painting_c1900
A los vieneses no les gustaba el CAFÉ TURCO, preparado con decocción. Entonces, al polaco se le ocurrió filtrar el café, dejarlo muy negro pero sin posos y añadirle una generosa cucharada de

nata

cafe_vienes
Su café se animó enseguida. Los habitantes de la imperial ciudad acudían a todas horas a Zur Blauen Flasche

     Les encantaba leer el periódico en el bonito y céntrico local, compartir las noticias del día con los demás caballeros, mientras saboreaban el goloso CAFÉ VIENÉS de Kolschitzky.

img_geschichte
En su afán emprendedor, encargó a un mañoso pastelero que le hiciera un BOLLITO que conmemorara la victoria contra el turco.

bandera-turquiacrois-515x343

     Kolschitzky recordaba los panecillos que había visto en Estambul, los simit, en forma de donut salpicados de semillitas de adormidera

800px-Simit-2x

    Eran muy parecidos a los bagels de los judíos asquenazíes de su Polonia natal, con el nutritivo sésamo.

sesame-bagel

     Era una idea estupenda. El bollito se llamó KIPFERL, una media luna otomana amasada con generosa mantequilla, una luna primaveral en creciente, que acompañaba a la seducción.

ada1463ec6956ae00cf0a789cccbfc78

      En el viaje del Kipferl a la elegante Francia, su nombre cambió, gracias a la simpar María Antonieta, hija de la emperatriz María Teresa de Austria.

     Nacía el famoso CROISSANT, una delicia para los sentidos, imprescindible acompañante del CAFÉ del domingo.

1900 im Café Central (© Café Central, Wien)

1900 im Cafe Central (© Cafe Central, Wien)

El viajero que se acerque a la hermosa Viena, deberá incluír en su plan un periplo por los CAFÉS DE VIENA, llenos de recuerdos y de dulces tentaciones.

Entre los más elegantes está el Café del Hotel Sacher, el más lujoso de la ciudad. Unas coquetas camareras con cofia y delantal blanquísimo le servirán al visitante la archifamosa SACHERTORTE, la verdadera hipérbole del chocolate.

fba949bcf3d8e73520cdf8a3480fa807
Menos lujoso, pero no por ello menos elegante, es el CAFÉ MOZART, en un lugar privilegiado, enfrente de la extraordinaria GALERÍA ALBERTINA, en el corazón de la ciudad.

photo64
No obstante, me quedo sin duda con el fantástico CAFÉ CENTRAL, donde el café y la tertulia retrotraen al viajero a épocas donde la palabra iba acompañada de los prodigios de la confitería más fina.

08 Fassade alt

     Además de café, sirven sandwiches y pequeños platos, tienen una correcta bodega y un despliegue de PASTELES.

     Es el mejor sitio para tomar el afamado APFELSTRUDEL, creación vienesa en honor a la manzana.

Wiener Apfelstrudel
El vocabulario del CAFÉ entre los vieneses debería ser objeto de estudio. Por si el visitante se pierde en las cartas de café, ésta es una completa lista descriptiva de las variedades asombrosas de este líquido mágico.

BlX-DVQCAAEMEVo.jpg large
  No hay que dejar que pase la primavera para invitar a una chica a un café y a un dulce bollito.

En el Bar Matsckottchen
se sentaba una encantadora pareja.
Era sobre la una.
Ella estaba alegre por el vino,
también muy bonita.
Ella no decía nada
y él dijo solamente:
CAMARERO, DOS CAFÉS
para mi chica y para mi,
y luego un trocito de pastel.
Hoy tengo esponjoso el corazón
para mi chica y para mí,
voy a caer en la tentación.
CAMARERO, DOS CAFÉS,
para mi chica y para mi,
y después un beso de ella.
Me ahorro el azúcar,
soy un pobre diablo
CAMARERO, DOS CAFÉS,
y por hoy, basta.

239936b85cff6e32df324fd772a185ecEste post está dedicado a JOSEP (@diariopalabras), que dice que me debe un café. Deberá darse prisa antes de que termine la primavera. Dejo a su elección cualquiera de los bollitos de las fotos para acompañarlo.

Anuncios

Acerca de Maite Jiménez

Profesora de Latín y Griego de Secundaria. Traductora. Me gusta viajar. Adoro la música.
Esta entrada fue publicada en COMEDOR, CUADERNO DE VIAJE, MÚSICA y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a CAMARERO, DOS CAFÉS

  1. Pingback: CAMARERO, DOS CAFÉS | Grand Tour | Scoo...

  2. Josep dijo:

    Acabas de afirmar y reafirmar la toma a ese esperado café. Como hay pendiente un viaje por Las Coruñas de allí, quien sabe si será mucho antes de lo que imaginas, cuando oigas el toc toc en la puerta invitándote a ese oro negro que es tan fácil de desgustar… Que te parece el Marita Ron Heritage Café…? Quizá no sea Els Quatre Gats de Barcelona pero…
    No voy a dar más pistas…
    Un beso de esos de los de has vuelto a construir un excelente post… en torno a un café.
    Gracias.

  3. redalmados dijo:

    Qué me gusta este post!!! El post, el café y todo el ritual que conlleva. Desde pequeñita me encanta el café porque era una excusa para la reunión. Aún ahora nos juntamos varias generaciones de las mujeres de casa a tomarnos el cafelito y charlar. No cambiaría ese momento por nada del mundo.
    Un abrazo y que Josep te invite ya al café hombre! Tanto limpiar la casa ahora que se ha quedado solo jeje
    Besos Maite, Laura

    • Josep dijo:

      No seas Malota Chica redalmados… o tendré que invitarte a seguir ese ritual familiar, al cafelito y a charlar de todo un poco.
      Ains… pero ahora estoy liado con la limpieza, tengo que hacer algo para arreglar esta situación… voy a ver que hace el perro…

      Besos… ya sabes, de esos… de viernes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s