LAS ALPARGATAS DE LOS CELTÍBEROS

LAS ALPARGATAS DE LOS CELTÍBEROS

Cosiendo alpargatas en Cervera del Río Alhama (La Rioja) Foto de Gabino Benito

Tepidi natabis lene Congedi uadum
mollesque Nympharum lacus

Cruzarás a nado la corriente suave del tibio Alhama y los lagos tranquilos de las Ninfas.
(Marcial, I, 49, 9-10)
Rio Alhama

 En el territorio que llaman CELTIBERIA, en tierra de pelendones, lindando con berones y vascones, entre Graccurris y Numantia, hay una ciudad a la que los abuelos le decían las Ruinas de Inestrillas y que nuestros padres llamaban

CLUNIA

     Este nombre se debió al error de unos sabios ilustrados, los hermanos Traggia, que incluyeron esta ciudad en el convento jurídico de la verdadera Clunia en Burgos.

Por eso los habitantes de Cervera del Río Alhama jugaron con su etimología y en su escudo adornaron el cauce de su bello río con el ciervo del topónimo y las ilustres ruinas:

CERVARIA PROPE CLUNIAM

(Cervera junto a Clunia)

   Pero aquellas ruinas en la vega del río Alhama, que miran a este y a oeste, a norte y a sur, son un castro celtíbero con un sugerente nombre parlante de raíz indoeuropea:

CONTREBIA LEUCADE

Ciudad blanca y luminosa

ide. *w(e/o)ik-(ind.ant. Vi?-; gr. οἶκος; lat. vicus) “ciudad” y *treb, “habitación, casa” (gal. trabe) /*leuk- “blanco, brillante, luminoso” (cfr. Lucus)
Entrada al yacimiento

   Siendo yo una adolescente, mi padre me llevó desde el pueblo a Clunia, cuando las excavaciones estaban muy poco avanzadas y nada protegidas.

Estos mosaicos que vi entonces, quizás hayan sido robados o puede que aún se conserven en algún museo arqueológico, en el mejor de los casos.

Los vecinos entraron y salieron de Clunia con libertad durante muchísimos años, pero no siempre sus visitantes respetaron este valioso patrimonio.

Contrebia Leucade (Fotos Maite Jiménez 1984)

Los asentamientos en esta zona se remontan a la Edad del Bronce, aunque es en la Edad del Hierro cuando se sabe que pueblos de origen celta ocuparon estas fértiles vegas.

Aquí construyeron casas…

…y aprovecharon el agua del río para el abastecimiento de la población.

El cerro en el que se levantó Contrebia Leucade era de un valor defensivo extraordinario.

 Su mayor mérito urbanístico es el FOSO que defiende la ciudad, cuya longitud alcanza los 700 m. Su anchura y su profundidad son de 8 m.

Para su construcción fue necesario extraer más de 40.000 metros cúbicos de tierra y piedras, utilizados para la construcción de la muralla.

Los romanos ocuparon la ciudad en el 181 a.C., durante unos años recuperó su independencia y fue definitivamente conquistada en el 142.

Tito Livio cuenta que Contrebia participó en las Guerras Sertorianas (80-72) y que el propio Sertorio la tomó.

Y se construyó otra muralla.

Contrebia Leucade fue una plaza destacada en el sistema defensivo de la facción de Sertorio.

Pero a la noche siguiente, estando él mismo [Sertorio]encargado de la guardia, se levantó otra torre en el mismo lugar, espanto para los enemigos cuando la divisaron a la luz del alba. Al mismo tiempo, la torre de la ciudad,que era su principal defensa, rotos sus cimientos, se derrumbó y empezó a arder. Aterrorizados a la vez por el temor al incendio y a la demolición, los habitantes de Contrebia huyeron de la muralla presos del pánico y toda la población pidió a grandes gritos que se enviaran parlamentarios para rendir la ciudad. El mismo valor que había provocado su cólera cuando asediaba la ciudad hizo más benévolo al vencedor. Después de recibir los rehenes, exigió una suma moderada de dinero y les tomó todas sus armas. En cuanto a los tránsfugas, ordenó que se le entregaran vivos los que fueran hombres libres, y ordenó que a los desertores esclavos, cuyo número era mucho mayor, ellos mismos los ejecutaran;así que los degollaron y arrojaron los cadáveres desde la muralla. La captura de Contrebia costó grandes pérdidas en hombres y tuvo lugar tras un asedio de cuarenta y cuatro días. Dejó allí al mando a L. Insteyo y él condujo sus tropas al Ebro, donde construyó sus cuarteles de invierno junto a la ciudad llamada Castra Aelia [¿Azaila?]

(Liv. 91 fragm.).

No cabe duda de que el FUEGO fue una constante en la guerra celtibérica, pues la conquista se parecía al incendio de un monte: sofocado un foco, surge enseguida otro.

Por eso Polibio la llamó:

πύρινοs πόλεμοs

GUERRA DE FUEGO

(35, 1, 6)

Incendio de Numancia

Los habitantes de CONTREBIA LEUCADE siguen con sus vidas, con o sin romanos.

Está avanzando el otoño y se preparan para la recogida del ESPARTO.

Ellos siempre lo han usado, porque son íberos, y todo el mundo sabe que los íberos tienen mucho de púnicos.

Por eso les vendrá la afición a los encierros.

Calendario cerverano 2016

   Desde las GUERRAS PÚNICAS, también los romanos se han acostumbrado al calzado de esparto.

Tanto les gusta que han bautizado a estas tierras como

LA CAPITAL DE LA ALPARGATA

Alpargateros de Cervera del Río Alhama

 

El propio SERTORIO se llevó de CONTREBIA un par de ALPARGATAS de esparto.

En Roma las luce en casa y en su villa del campo y no las cambia por las caligae ni loco.

CONTREBIA LEUCADE

www.contrebialeucade.com

Fotos de Maite Jiménez, agosto 2018
Anuncios
Publicado en CUADERNO DE VIAJE, HIC ET NUNC, LIBRI, REFERENCIAS CLÁSICAS, ROMA | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

UNA CHICA DE GADES

UNA CHICA DE GADES

Sara Baras
Ven, Telethusa, romana de Cádiz,
ven a bailar bajo el sol marinero,
ven por la sal y las dunas calientes,
por las bodegas y verdes lagares.

 

Diestra en quebrar la delgada cintura,
en repicar los palillos sonoros,
diestra en volar sin dormirte en el vuelo,
en no pesar al pisar en la tierra.
Rafael Alberti (frag.)
Bailarina griega con “castañuelas” en terracota policromada, s.IV-II a. C. Antikensammlung Berlin

El gran polímata y viajero Posidonio visitó GADES para estudiar las mareas. Antes de iniciar su camino hacia la Galia para observar a los extraños celtas, descansó en su hermosa bahía. 

Gracias a Estrabón sabemos de sus escritos sobre el Océano, donde contó la interesante historia del navegante Eudoxo de Cízico, que quería circunnavegar África como lo habían hecho anteriormente los fenicios, según había referido el sabio Heródoto.

El mundo de Heródoto

Este Eudoxo quería ir a la India, pero sin pasar por Egipto, para no tener que pagar los peajes que imponían los Ptolomeos.

Como era muy intrépido, consiguió llegar a Gades y en sus astilleros construyó un gran navío. Lo equipó para una gran expedición.

A bordo iban científicos, médicos, artesanos, y…un cargamento muy especial, un@s esclav@s músic@s, en género neutro, suponemos que chicas

μουσικὰ παιδισκάρια

Son las CHICAS DE CÁDIZ

PUELLAE GADITANAE

Era conocido de todos el carácter rudo y seco de los hispanos, pero los de Gades eran de otra manera.

Todas las ciudades tienen su poeta, y Gades tenía a un tal Canio Rufo, amigo del gran Marcial, hispano también y de lengua ácida, como es sabido.

Así dice el de Bilbilis que es la ciudad del sur:

LA ALEGRE GADES

Gaudent iocosae Canio suo Gades

Chirigota “Golfus de Roma” (Carnaval de Cádiz)

A las PUELLAE GADITANAE las acompaña un proxeneta muy hábil, un maestro de baile, porque el castigo de las muchachas es ser esclavas:

de Gadibus improbus magister
Antonio Gades

Hasta aquí lo que dice la Historia.

Pero la imaginación cuenta que Eudoxo traspasó los límites del mundo conocido, las Columnas de Hércules, en el mar de Gades, que pasó muy cerca de la Atlántida feliz, donde el tiempo no corría, y que al final del periplo decidió dejar a las PUELLAE GADITANAE en tierra firme, quizás harto de su energía, su alegría y su algarabía constante.

Eran tan jóvenes y tan bonitas que se pelearían por ellas en los BANQUETES de Roma. Una de ellas sobresalía muchísimo, y su nombre era una promesa de sensualidad:

TELETHUSA, la que brilla en la lejanía

Kay Francis

Cuando aparecía al final de la comida en un CONVIVIUM, las esposas comenzaban a cotillear por lo bajo, que si es prostituta, que si viene de la Subura, que esas todas tienen entre las piernas…lo que yo te diga, que ya sabemos cómo ha comprado su libertad…

A lo mejor esperas que las Gaditanas empiecen a excitarte
con su armoniosa danza y que, animadas por el aplauso, las jóvenes
bajen al suelo sus trémulas nalgas; junto al marido echado, las esposas ven un
espectáculo que cualquiera se avergonzaría de describírselo a ellas.
(Juvenal, Sat. 11, 162ss.  Trad. Zoa Alonso Fernández)
)

Pero ¡atención!, ella consiguía hechizar a los invitados con sus variadas artes, e incluso, hacer perder la castidad al más pintado, a los hipólitos de la vida:

Cuando aquí Teletusa la buscona
la que mueve sus ancas, sin que túnica
ninguna se las tape-que las mueve
con más morbo que nadie y con más garbo-
se ponga a menear en tu presencia,
Príapo, sus caderas, esta tía
a tope va a ponerte, y no a ti solo,
sino incluso al hijastro aquel de Fedra.
(Corpus Priapeum 19. Trad.C.Codoñer-J.A. González)
Julio Romero de Torres, Alegrías

Sus movimientos sensuales y lascivos recordaban a aquellas bailarinas sirias llamadas AMBUBAIAE de muy mala reputación. No sin motivo Gades dicen que tuvo fundación fenicia, y a lo mejor sus antepasadas fueron prostitutas sagradas, esas devotas de Isis-Astarté.

Así lo dice el poeta:

La tabernera siria, cubierta su cabeza con el gorro frigio, ebria,
lasciva, experta en mover su axila peluda al ritmo del crótalo,
baila en la humeante taberna mientras sacude en el codo los
roncos palillos…
(Appendix Vergiliana, Copa, 1ss. Trad. Grupo Areté)
Mata-Hari

Además, a veces hace honor al bronce de Tartessos y lleva unos crótalos muy novedosos, unos címbalos tintineantes llamados CRUSMATA:

...experta en hacer gestos lascivos al son de las castañuelas béticas
y bailar con ritmos gaditanos, ésta podría empalmar
al tembloroso Pelias y excitar al marido de Hécuba junto a la pira de Héctor,
Teletusa calienta y tortura a su antiguo dueño: la vendió como esclava y ahora
la vuelve a comprar como dueña…
(Marcial, Epigr.6, 71. Trad. Zoa Alonso Fernández)

Lo cierto es que TELETHUSA ya no tendrá que aguantar más a las matronas romanas, porque hay un hombre muy rico que vive en Herculano que quiere que se incorpore a su troup de bailarinas.

Villa de los Papiros (Herculano)

Además, en esos banquetes de la Campania, los invitados no son tan puritanos. TELETHUSA podrá desplegar todos sus encantos, su arte y su increíble sex-appeal.

Le han dicho que en las horas libres podrá hacer un mini-job en algún bar de Pompeya.

TELETHUSA, que tiene un imán para las miradas de los hombres y también de las mujeres, con un cuerpo que la propia Venus envidiaría, defiende siempre que no solo se trata de ser guapa, sino que hay que tener GRACIA.

David Seymour, Venus calipigia (de bellas nalgas) en el Museo Arqueológico de Nápoles 1952

TELETHUSA no cree que Herculano vaya a ser su último destino. Le han dicho que en Sicilia hay un rico hacendado con una villa gigantesca en la que el cuerpo de baile femenino no solo se entrena en la danza, sino también en la gimnasia.

Hace tanto calor, que las niñas van en bikini:

Bikini de Emilio Pucci en Piazza Armerina (1955)
Aquellos duros antiguos
que tanto en Cádiz dieron que hablar
que se encontraba la gente
en la orillita del mar
fue la cosa más graciosa
que en mi vida he visto yo.
Allí fue medio Cádiz
con espiochas;
y la pobre mi suegra
y eso que estaba ya media chocha;
Con las uñas a algunos
vi yo escarbar,
cuatro días seguidos
sin descansar.
Estaba la playa
igual que una feria
¡válgame San Cleto!
lo que es la miseria.
Algunos pescaron
más de ochenta duros
pero más de cuatro
no vieron ni uno.
Mi suegra, como ya dije,
estuvo allí una semana
escarbando por la tarde
de noche y por la mañana;
perdió las uñas y el pelo
aunque bien poco tenía
y en vez de coger los duro
lo que cogió fue una pulmonía.
En el patio de las malvas
está escarbando desde aquel día.
(Los anticuarios 1905)

Publicado en CINE, LIBRI, MÚSICA, REFERENCIAS CLÁSICAS, ROMA | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 6 comentarios

PARKER PYNE EN DELFOS

PARKER PYNE EN DELFOS

Agatha Christie en Atenas en 1958

EL ORÁCULO DE DELFOS

Parker Pyne investigates (1934)

Traducción Maite Jiménez 2018

En realidad, a Mrs. Willard J. Peters no le interesaba Grecia. Y en el fondo de su corazón, de Delfos no tenía ninguna opinión en absoluto.

Los hogares espirituales de Mrs. Peters eran en París, Londres y en la Riviera. Era una mujer que disfrutaba de la vida de hotel, pero su idea de una habitación de hotel era una alfombra gruesa y mullida, una cama lujosa, una profusión de diferentes lámparas de luz eléctrica, incluyendo una tulipa para la mesilla de noche, abundancia de agua caliente y fría, y un teléfono al lado de la cama con el que poder pedir té, comida, agua mineral, cócteles y hablar con sus amigos.

Wentworth Hotel 1938

En el hotel de Delfos no había ninguna de esas cosas. Había una maravillosa vista desde las ventanas, la cama estaba limpia y la habitación encalada. Había una silla, una aljofaina y una cómoda. Los baños tenían lugar previo acuerdo y a veces eran decepcionantes en lo que respecta al agua caliente.

Mrs. Peters supuso que sería bonito decir que había estado en Delfos, y había intentado seriamente interesarse por la Grecia Antigua, pero le resultó difícil. Sus esculturas parecían inacabadas, les faltaban cabezas, brazos y piernas. Prefería en secreto al guapo y entero ángel de mármol con alas que había sido colocado en la tumba del difunto Mr. Willard Peters. Pero todas esas opiniones secretas las guardaba cuidadosamente para sí misma, por miedo a que su hijo Willard la despreciase.

Descubrimiento de la estatua de Antínoo (Delfos 1894)

Era por culpa de Willard que estaba allí, en aquella fría e incómoda habitación, con una doncella malhumorada y un chófer enfadado a la vista. Por culpa de Willard (al que llamaban Junior hasta hace poco, un apodo que odiaba), el hijo de dieciocho años que Mrs. Peter adoraba con locura. Era Willard el que tenía esa extraña pasión por el arte antiguo. Fue Willard, flaco, pálido, con gafas y dispéptico, el que había arrastrado a su devota madre a su viaje por Grecia.

Descubrimiento de la estatua de Bitón (Delfos 1894)

Habían estado en Olimpia, que a Mrs. Peters le pareció un triste revoltijo.

Heraion de Olimpia. Excavaciones dirigiadas por Ernst Curtius en 1874

Había disfrutado del Partenón, pero consideraba Atenas una ciudad sin remedio.

Y una visita a Corinto y Micenas había sido una tortura tanto para ella como para el chófer.

 Kevin Andrews en el Acrocorinto

Delfos, pensaba Mrs. Peters con tristeza-, era el colmo: absolutamente nada que hacer salvo caminar por la carretera y mirar las ruinas.

Willard pasaba largas horas de rodillas descifrando inscripciones griegas y decía:

-Mamá, ¡escucha esto! ¿No es espléndido?

Y a continuación leía en algo en alto que a Mrs. Peters le parecía la quintaesencia del aburrimiento.

Tesoro de los Atenienses (Delfos)

Aquella mañana Willard había salido temprano para ver unos mosaicos bizantinos. Mrs. Peters, que sospechaba que esos mosaicos bizantinos la dejarían fría (tanto en sentido literal como figurado), había puesto una excusa.

Mosaico bizantino (Delfos)

-Lo comprendo, mamá -había dicho Willard. -Quieres estar sola para sentarte en el teatro o arriba en el estadio, contemplarlo y sumergirte en él.

María Callas en el Teatro de Delfos

-Eso es, cariño -dijo Mrs. Peters.

-Sabía que este sitio te cautivaría -dijo Willard entusiasmado, y se marchó.

Estadio (Delfos)

Y entonces, con un suspiro, Mrs. Peters se preparó para levantarse y desayunar. Fue al comedor en el que solo se encontró a cuatro personas: una madre con su hija, vestidas en un estilo que a Mrs. Peters le pareció de lo más peculiar (no identificó el peplo como tal), que estaban discutiendo sobre el arte de la expresión personal en la danza;

Delfos 1930

un caballero de mediana edad regordete que le había rescatado una maleta cuando bajaba del tren y que se llamaba Thompson; y un recién llegado, un caballero calvo de mediana edad que estaba allí desde noche anterior.

Maurice Denham como Mr. Parker Pyne

Este personaje fue el último en irse de del comedor, y Mrs. Peters enseguida se puso a hablar con él. Era una mujer sociable y le gustaba tener a alguien con quien hablar. Mr. Thompson había hecho gala de modales claramente desalentadores (reserva británica, lo llamó Mrs. Peters) y la madre y la hija se habían conducido muy superiores y sabihondas, sin embargo la muchacha había congeniado bien con Willard.

A Mrs. Peters el recién llegado le pareció una persona muy agradable. Era instruido sin ser sabihondo. Le contó algunos detalles interesantes y simpáticos sobre los griegos que hicieron que los viese más como gente real y no solo como una historia aburrida sacada de un libro.

Mrs. Peters le contó a su nuevo amigo todo sobre Willard, lo listo que era, y cómo “Cultura” debería ser su segundo nombre. Había algo en aquel personaje amable y anodino que hacía fácil conversar con él.

Mrs. Peters no llegó a saber qué hacía y cómo se llamaba. Aparte del dato de que había estado viajando y que se estaba tomando un descanso total de sus negocios (¿qué negocios?), no había dicho nada sobre sí mismo.

En suma, que el día pasó más rápido de lo que se esperaba. La madre, la hija y Mrs. Thompson continuaron siendo huraños. Se encontraron con este último saliendo del museo e inmediatamente giró en dirección opuesta. El nuevo amigo de Mrs. Peters se lo quedó mirando con el ceño un poco fruncido.

Inauguración del Museo de Delfos (1903)

-¡Me pregunto quién será este tipo!- dijo.

Mrs. Peters le informó del nombre, pero no pudo decirle nada más.

-Thompson…Thompson…No, no creo haberlo visto antes y sin embargo de un modo u otro su cara me resulta familiar. Pero no soy capaz de situarlo.

Por la tarde, Mrs. Peters disfrutó de una tranquila siesta en un sitio a la sombra. El libro que se llevó para leer no era la excelente obra sobre Arte Griego que su hijo le había recomendado, al contrario, se titulaba El misterio de la lancha del río. Incluía cuatro asesinatos, tres raptos, y una extensa y variada banda de peligrosos criminales. Mrs. Peters se sentía estimulada y a la vez calmada con su lectura.

Esfinge de Naxos (Museo Arqueológico de Delfos)

Eran las cuatro cuando regresó al hotel. Willard, estaba segura, ya habría vuelto a aquella hora. Estaba tan lejos de presentir una desgracia que casi se olvidó de abrir una nota que según le dijo el propietario había sido dejada para ella por un hombre extraño durante la tarde. La nota estaba tremendamente sucia. La abrió distraída. Cuando leyó las primeras líneas palideció y alargó una mano para sostenerse. La caligrafía era extranjera pero estaba escrita en inglés.

Señora: por la presente le informo de que hemos secuestrado a su hijo y se encuentra a muy buen recaudo. Nada malo le ocurrirá al joven caballero si usted obedece nuestras órdenes al pie de la letra. Exigimos por su rescate 10.000 libras esterlinas. Si habla de esto con el propietario del hotel o con cualquier otra persona su hijo será asesinado. Esto es para que reflexione. Mañana le daremos instrucciones sobre el pago del dinero. Si no obedece, le cortaremos las orejas al joven caballero y se las enviaremos. Y al día siguiente, si sigue sin obedecer, lo mataremos. De nuevo le decimos que no es una vana amenaza. Que la Kyria reflexione y sobre todo, que guarde silencio.
DEMETRIO EL DE LAS CEJAS NEGRAS
El arqueólogo Pierre Amandry con un grupo de griegos de la Resistencia

Es una tontería describir el estado mental de la pobre señora. Aunque la exigencia estaba expresada de un modo absurdo e infantil, la hizo percatarse de una lúgubre atmósfera de peligro. Willard, su niño, su cariño, su delicado y formal Willard.

Iría inmediatamente a la policía. Despertaría a los vecinos. Pero quizás, si lo hacía…Se estremeció. Entonces, salió con determinación de su habitación en busca del propietario del hotel, la única persona del establecimiento que hablaba inglés.

-Se está haciendo tarde -dijo. -Mi hijo aún no ha regresado.

El simpático hombrecillo le dedicó una sonrisa:

-Cierto. Monsieur despidió las mulas. Deseaba regresar a pie. A esta hora debería estar ya aquí, pero sin duda se ha entretenido por el camino.-Sonrió con expresión feliz.

-Dígame -dijo Mrs. Peters de pronto, -¿tienen personajes de mala catadura entre los vecinos?

Personajes de mala catadura era una expresión que el inglés del hombrecillo no incluía. Mrs. Peters se explicó mejor. Recibió como respuesta la garantía de que la toda la gente de Delfos era muy buena, muy tranquila y muy bien dispuesta hacia los extranjeros.

Foto Dorothy Burr Thompson, Delfos 1924

Las palabras temblaban en sus labios, pero las obligó a retroceder. Aquella siniestra amenaza le trababa la lengua. Podía ser un simple farol. Pero, ¿y si no lo era? En América a una amiga suya le habían secuestrado un hijo, y por informar de ello a la policía, el niño había sido asesinado. Estas cosas pasaban.

Estaba casi frenética. ¿Qué iba a hacer? Diez mil libras, ¿cuánto era eso?  ¡Cuarenta o cincuenta mil dólares! ¿Qué era eso para ella en comparación con la seguridad de Willard? Pero ¿cómo podía obtener una suma así? Había interminables dificultades justo en este momento en lo que respecta al dinero y a retirar efectivo. Una carta de crédito por unos pocos cientos de libras era todo lo que tenía en su poder.

¿Entenderían esto los bandidos? ¿Serían razonables? ¿Esperarían?

Cuando la doncella se le acercó, la echó con cajas destempladas. La campana de la cena sonó, y la pobre señora se vio obligada a pasar al comedor. Comió mecánicamente. No vio a nadie. En lo que a ella respectaba, la habitación podía haber estado vacía.

Cuando se sirvió la fruta, le pusieron delante una nota.  Se estremeció, pero la caligrafía era totalmente diferente de la que ella temía ver: una letra clara de un escribiente inglés. La abrió sin mucho interés, pero encontró su contenido intrigante:

En Delfos ya no puede consultar el oráculo (así funciona), pero puede consultar a Mr. Parker Pyne.

Oráculo de Delfos

Debajo había un recorte de un anuncio clavado con un alfiler en el papel, y en la parte de abajo de la hoja se adjuntaba una fotografía de pasaporte. Era la foto de su amigo calvo de la mañana.

Mrs. Peters leyó el recorte dos veces:

¿Feliz? ¿Feliz? ¿Había sido alguien alguna vez tan infeliz? Era como una respuesta a una plegaria.

Apresuradamente garabateó en una hoja suelta de papel que de casualidad llevaba en el bolso:

Por favor, ayúdeme. ¿Puede reunirse conmigo fuera del hotel en diez minutos?

Lo metió en un sobre y ordenó al camarero que se lo llevase al caballero de la mesa de la ventana. Diez minutos después, envuelta en su abrigo de pieles, pues la noche era fría, Mrs. Peters salió del hotel y dio un paseo lentamente por la carretera a las ruinas. Mr. Parker Pyne estaba esperándola:

Templo de Apolo de Delfos

-Gracias a Dios está usted aquí -dijo Mrs. Peters jadeando.

-Pero ¿cómo ha adivinado la terrible circunstancia en la que me encuentro? Eso es lo que quiero saber.

-El semblante humano, mi querida señora -dijo Mr. Parker Pyne pausadamente.

Auriga de Delfos 
www.giovanniriccinovara.com

-Supe enseguida que algo había sucedido, pero espero que usted me diga lo que es.

Salió todo como un torrente. Mrs. Peters le entregó la carta, que él leyó a la luz de su linterna de bolsillo.

-Humm… -dijo.-Un documento curioso, un documento muy curioso. Tiene ciertos aspectos…

Pero Mrs. Peters no estaba de humor para escuchar un discurso sobre los aspectos más sutiles de la carta. ¿Qué iba a hacer con Willard? Su querido y frágil Willard.

Mr. Parker Pyne la calmó. Pintó un atractivo cuadro de la vida de los bandidos griegos. Eran especialmente cuidadosos con sus cautivos, ya que representaban una mina de oro en potencia. Poco a poco consiguió serenarla.

Makris Dimitrios

-Pero ¿qué voy a hacer yo? -gimió Mrs. Peters.

-Espere hasta mañana -dijo Mr. Parker Pyne. -Es decir, a menos que prefiera ir directa a la policía.

Mrs. Peters lo interrumpió con un chillido de terror. ¡Su querido Willard podría ser asesinado sin pensarlo dos veces!

-¿Cree que volveré a ver a Willard sano y salvo?

-De eso no me cabe la menor duda -dijo Mr. Parker Pyne tranquilizándola. -La única cuestión es si usted puede recuperarlo sin pagar diez mil libras.

-Lo único que quiero es a mi niño.

-Sí, sí -dijo Mr. Parker Pyne tranquilizándola. -A propósito, ¿quién le trajo la carta?

-Un hombre a quien el dueño del hotel no conocía. Un extraño.

-¡Ah! ¡Ahí hay posibilidades! ¿Qué le va a decir a la gente del hotel sobre la ausencia de su hijo?

-No lo he pensado.

-Me pregunto ahora… -Mr. Parker Pyne reflexionó. -Pienso que debería mostrar alarma y preocupación por su ausencia con total naturalidad. Una patrulla de búsqueda podría ponerse en marcha.

-¿No cree que esos demonios…? -Mrs. Peters contuvo el llanto.

-No, no… Mientras no se corra la voz del secuestro o del rescate, no serán tan canallas. Después de todo, no pueden esperar que usted se tome la desaparición de su hijo sin hacer un drama.

-¿Puedo dejarlo en sus manos?

-Ese es mi trabajo -dijo Mr. Parker Pyne.

Friso este del Tesoro de los Sifnios. Guerra de Troya (Museo Arqueológico de Delfos)

De regreso al hotel casi se tropiezan con un tipo corpulento.

-¿Quién era? -preguntó Mr. Parker Pyne rápidamente.

-Creo que era Mr. Thompson.

¡Oh! -dijo Mr. Parker Pyne pensativo. -¿Era Thompson? Thompson… Humm…

Apolo Criselefantino (Museo Arqueológico de Delfos)

Cuando se fue a la cama, Mrs. Peters pensó que la idea de Mr. Parker Pyne sobre la carta era buena. Quienquiera que la hubiera traído debía de estar en contacto con los bandidos. Sintió consuelo y se quedó dormida mucho antes de lo que había imaginado.

A la mañana siguiente mientras se vestía, de repente se dio cuenta de que algo estaba en el suelo cerca de la ventana. Lo cogió y su corazón le dio un vuelco. El mismo sobre sucio y barato, la misma letra odiosa.

Lo rasgó para abrirlo.

Buenos días, señora. ¿Ha reflexionado? Su hijo está bien y no ha sufrido daño alguno, por ahora. Pero queremos el dinero. Si no le resulta fácil conseguir esta suma, nos han contado que usted lleva consigo un collar de diamantes. Piedras muy finas. Nos conformaríamos con él a cambio. Escuche, esto es lo que va a hacer. Usted o alguien que usted decida enviar deberá recoger el collar y llevarlo al estadio. Desde allí subirá hasta donde hay un árbol cerca de una roca grande. Habrá ojos vigilando para asegurarse de que solo acude una persona. Entonces su hijo será intercambiado por el collar. La hora será mañana a las seis de la mañana justo después del amanecer. Si envía a la policía tras nosotros, dispararemos a su hijo cuando su coche vaya a la comisaría. Esta es nuestra última palabra, señora. Si mañana por la mañana no hay collar, le enviaremos las orejas de su hijo. Al día siguiente, morirá.
Saludos, señora.
DEMETRIO

Mrs. Peters corrió en busca de Mr. Parker Pyne. Éste leyó la carta atentamente.

-¿Es cierto esto, –preguntó -lo del collar de diamantes?

“Diamonds are a girl’s best friend”
Gentlemen Prefer Blondes (1949)

-Absolutamente. Mi marido pagó por él cien mil dólares.

-Nuestros ladrones están bien informados -murmuró Mr. Parker Pyne.

-¿Qué es lo que está diciendo?

-Solamente considero ciertos aspectos del asunto.

-Le digo, Mr. Pyne, que no tenemos tiempo para aspectos. Quiero a mi niño de vuelta.

-Pero usted es una mujer de espíritu, Mrs. Peters. ¿Le apetece ser acosada y que le estafen diez mil dólares? ¿Le apetece entregar sus diamantes resignada a una panda de rufianes?

-Vale, de acuerdo, ¡si me lo pone así! La mujer de espíritu que había en Mrs. Peters luchaba con la madre ¡Cómo me gustaría ajustarles las cuentas a esos brutos cobardes! En el mismo momento que recupere a mi niño, Mr. Pyne, ¡voy a mandarles a toda la policía de los alrededores y si es necesario alquilaré un coche blindado para ir Williard y yo a la estación del tren! -Mrs. Peters estaba encendida y vengativa.

-Sí -dijo Mr. Parker Pyne. -Mire, mi querida señora, me temo que estarán preparados para este movimiento suyo. Saben que una vez que Willard le sea devuelto no habrá nada que le impida alertar a todos el contorno. Lo que lleva a suponer que están preparados para este movimiento.

-Bien, ¿qué quiere hacer?

Mr. Parker Pyne sonrió.

-Quiero intentar un pequeño plan de mi cosecha.

Pitia

Miró el comedor todo alrededor. Estaba vacío y las puertas de ambos extremos cerradas.

-Mrs. Peters, conozco un hombre en Atenas…, un joyero. Está especializado en diamantes falsos de buena calidad…, material de primera clase. -Su voz se redujo a un murmullo.

-Lo llamaré por teléfono. Puede estar aquí esta tarde con una buena selección de piedras.

-¿Qué quiere decir?

-Quitará los diamantes auténticos y los sustituirá por las imitaciones.

Trozos del Diamante Cullinan

-¡Cómo! ¡Es la cosa más  que he oído jamás! -Mr. Peters le dirigió una mirada de admiración.

-¡Chis! ¡No tan alto! ¿Hará algo por mí?

-Por supuesto.

-Vigile que nadie se acerque y vaya a oír lo que hablo por teléfono.

Mrs. Peters asintió.

El teléfono estaba en el despacho del administrador, quien atentamente dejó libre la habitación después de haber ayudado a Mr. Parker Pyne a conseguir el número. Cuando salió se encontró a Mrs. Peters fuera.

-Solo estoy esperando por Mr. Parker Pyne.-dijo. -Vamos a dar un paseo.

-Oh, sí, señora.

Mr. Thompson estaba también en el vestíbulo. Se acercó a ellos y se puso a charlar con el administrador. ¿Había alguna villa para alquilar en Delfos? ¿No? ¿Pero seguramente había una más arriba del hotel?

-Pertenece a un caballero griego, Monsieur. No la alquila.

-¿Y no hay otras villas?

-Hay una que pertenece a una señora americana. Está en el otro lado del pueblo. Ahora está cerrada. Y hay una que es de un caballero inglés, un artista, que está en el borde del acantilado que mira a Itea.

Foto Maite Jiménez (Delfos 2015)

Mrs. Peters los interrumpió. La naturaleza le había dotado de una voz fuerte y ella la forzó más a propósito.

-¡Cómo! –dijo-. ¡Me encantaría tener una villa aquí! Es tan virgen y natural. Estoy absolutamente entusiasmada con el sitio, ¿usted no, Mr. Thompson? Por supuesto que también, si desea alquilar una villa. ¿Es su primera visita? ¡No me diga!

Siguió así de desenvuelta hasta que Mr. Parker Pyne salió del despacho. Éste le dirigió una ligerísima sonrisa de aprobación.

Mr. Thompson bajó lentamente los escalones y salió a la carretera donde se reunió con la madre y la hija sabihondas, que parecía que sentían el viento frío en sus brazos desnudos.

Estadio de Delfos

Todo fue bien.  El joyero llegó justo antes de la cena en un coche lleno de turistas. Mrs. Peters llevó el collar a su habitación. El hombre soltó un gruñido de aprobación. Luego habló en francés:

Madame peut être tranquille. Je réussirai.

Sacó unas herramientas de su bolsita y comenzó a trabajar.

A las once Mr. Parker Pyne llamó a la puerta de Mrs. Peters.

-¡Aquí los tiene!

Le entregó una bolsita de gamuza. Mrs. Peters miró dentro.

-¡Mis diamantes!

-¡Chis! Este es el collar con los diamantes falsos. Un buen trabajo, ¿no cree?

-Sencillamente maravilloso.

-Aristopoulous es un tipo habilidoso.

-¿No cree que sospecharán?

-¿Cómo van a sospechar? Ellos saben que tiene el collar consigo. Usted se lo va a entregar. ¿Cómo van a sospechar que es un timo?

– Vale, creo que es maravilloso –repitió Mrs. Peters devolviéndole el collar. -¿Se lo entregará usted a ellos? ¿O es pedir demasiado?

-Por supuesto que se lo entregaré yo. Solo deme la carta, para tener claras las instrucciones. Gracias. Ahora, buenas noches y bon courage. Su chico estará con usted mañana para desayunar.

-Oh, ¡ojalá sea cierto!

-Ahora no se preocupe. Deje todo en mis manos.

Mrs. Peters no pasó bien la noche. Cuando se durmió tuvo unos sueños terribles, sueños de bandidos armados en coches blindados que disparaban a Willard, quien iba corriendo en pijama monte abajo.

Delfos antes de las excavaciones de la Escuela Francesa de Arqueología (Dibujo de Edward Dodwell 1805)

Agradeció despertarse. Por fin llegó el primer rayo del amanecer. Mrs. Peters se levantó y se vistió. Se sentó…y esperó.

A las siete llamaron a la puerta. Tenía la garganta tan seca que casi no podía hablar.

-¡Adelante! –dijo.

La puerta se abrió y entró Mr. Thompson. Ella lo miró fijamente. Le faltaron las palabras. Tenía el presentimiento de que había sucedido un desastre. Y aun así la voz de Mr. Thompson cuando habló fue totalmente natural y neutra. Era una voz profunda y agradable.

-Buenos días, Mrs. Peters –dijo.

-¡Cómo se atreve, caballero! ¡Cómo se atreve…!

-Disculpe mi visita a esta hora tan intempestiva, -dijo Mr. Thompson-, pero verá, se trata de un asunto de negocios.

Mrs. Peters se inclinó hacia adelante con ojos acusadores.

-¡Así que ha sido usted el que ha secuestrado a mi niño! ¡No hay tales bandidos en absoluto!

-Ciertamente no hay tales bandidos. Esta parte era poco convincente, lo pensé, poco artística, por así decirlo.

Mrs. Peters tenía una idea fija.

-¿Dónde está mi hijo? –preguntó con ojos de tigresa enfurecida.

-De hecho, -dijo Mr. Thompson –está ahí fuera detrás de la puerta.

-¡Willard!

Auriga de Delfos

La puerta se abrió de golpe. Willard, con la piel amarillenta, con gafas y claramente sin afeitar, se echó a los brazos de su madre. Mr. Thompson se quedó mirándolos apaciblemente.

-De todos modos –dijo Mrs. Peters recuperada de repente y volviéndose hacia él – voy a denunciarlo por esto. Sí, lo haré.

-Estás equivocada, mamá –dijo Willard-. Este caballero es quien me ha rescatado.

-¿Dónde estabas?

-En una casa al borde del acantilado, solo a una milla de aquí.

-Permítame, Mrs. Peters –dijo Mr. Thompson –que le devuelva lo que es suyo.

Le entregó un pequeño paquete envuelto sin apretar en papel de seda. Al caer el papel dejó a la vista el collar de diamantes.

-No necesita guardar la otra bolsita de piedras, Mrs. Peters –dijo Mr. Thompson sonriendo –Los diamantes auténticos siguen en el collar. La bolsa de gamuza contiene unas piedras de imitación excelentes. Como dijo su amigo, Aristopoulous es sin duda un genio.

-No entiendo ni una palabra de lo que está diciendo –dijo Mrs. Peters con voz débil.

Descubrimiento del Auriga de Delfos (1896)

-Debe ver el caso desde mi punto de vista –dijo Mr. Thompson –Me llamó la atención el uso de cierto nombre. Me tomé la libertad de seguirla a usted y a su amigo el gordo cuando salieron y escuché –lo confieso con franqueza -su interesantísima conversación. La encontré especialmente fascinante, tanto que me confié al administrador. Él tomó nota del número al que su supuesto amigo telefoneó y lo arregló para que un camarero pudiera escuchar su conversación en el comedor esa mañana.

Escuela Francesa de Arqueología. Excavaciones en Delfos 1892

-El plan funcionó a la perfección. Usted ha sido víctima de un par de hábiles ladrones de joyas. Saben todo sobre su collar de diamantes, la siguen hasta aquí, secuestran a su hijo, le escriben una carta “de bandidos” bastante cómica y se las arreglan para que usted confíe en el cerebro de la operación. Después de esto, todo es simple. El buen caballero le entrega una bolsa con diamantes de imitación y…desaparece con su amigo. Esta mañana, cuando su hijo no apareciera, usted se pondría frenética. La ausencia de su amigo la llevaría a creer que también él había sido secuestrado. Deduzco que se las habrían arreglado para que alguien fuera a la villa por la mañana. Esa persona habría descubierto a su hijo y para entonces usted y él habría llegado a la conclusión de que se había tratado de un complot. Pero para entonces los criminales ya estarían muy lejos.

Pierre de la Coste-Messelière, fumando en pipa, examina una escultura del tholos de Atenea en Delfos.

-¿Y ahora?

-¡Oh! Ahora están bien encerrados bajo llave. Ya me he ocupado de eso.

-¡El miserable!–dijo Mrs. Peters con ira al recordar cómo confió en él –El miserable gordinflón e hipócrita.

-Un sujeto nada agradable –convino Mrs. Thompson.

-No comprendo cómo consiguió descubrirlo –dijo Willard con admiración –Muy inteligente por su parte.

El otro movió la cabeza con desaprobación.

-No, no –dijo- Cuando viajas de incógnito y oyes que pronuncian tu nombre en vano…

Mrs. Peters lo miró fijamente.

-¿Quién es usted? –preguntó de repente.

Soy Mr. Parker Pyne –explicó aquel caballero.

Agatha Christie y su esposo el arqueólogo Max Mallowan en Atenas en 1958
Agatha Christie había viajado a Delfos en su luna de miel con Max Mallowan y recordaba el lugar con cariño. Escribió en su autobiografía que era un lugar de una “belleza increíble” y que buscaron allí un sitio para construir una casa algún día. Marcaron tres.
La escritora dijo que Delfos fue un “bonito sueño” que quizá ni siquiera en aquellos momentos parecía de verdad. 
Publicado en CUADERNO DE VIAJE, GRECIA, LIBRI, REFERENCIAS CLÁSICAS | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

DELFINES DE BREVÍSIMAS ALETAS

DELFINES DE BREVÍSIMAS ALETAS

Keira Knightley en Piratas del Caribe
ἀντὶ δελφίνων δ᾽ ἐλαχυπτερύγων ἵππους ἀμείψαντες θοάς,
ἁνία τ᾽ ἀντ᾽ ἐρετμῶν δίφρους τε νωμάσοισιν ἀελλόποδας.
(Píndaro, Pítica IV, 17-18)

Delfines de brevísimas aletas
se trocarán en rápidos corceles,
y en cuadrigas veloces cual saetas,
y suaves bridas, remos y bajeles.
(Traducción de Ignacio Montes de Oca, 1883)

La primera víctima de los PIRATAS fue el dios DIONISOS. Cuando el joven Acetes de Lidia se enroló en un barco pirata que iba a Naxos, hubo de defender de las burlas, patadas y humillaciones de la tripulación a un joven que viajaba con ellos completamente borracho. Era él.

Dionisos y los piratas (Museo Nacional del Bardo, Túnez. s.II d.C.)

Como suele ser habitual, los PIRATAS quisieron hacerlo caminar por el tablón.

WALKING THE PLANK…

DIONISOS se reveló en toda su divinidad. El bajel pirata empezó a cubrirse de hiedra y de zarcillos de uva, y aparecieron panteras y leopardos, los animales del dios.

Kylix del pintor Exequias. Procedencia: Vulci, 530 a.C. Staatliche Antikensammlungen, München.

Los piratas muertos de miedo se arrojaron ellos solos al mar y se metamorfosearon en delfines.

Metamorfosis de los piratas de Dionisos en delfines. Hydria etrusca ca. 500 a.C.

Las leyendas dicen muchas cosas sobre los DELFINES, que acompañan y salvan a los náufragos y que mueren de amores.

Arión (Durero)

PIRATA, una palabra que siempre ha dado mucho miedo en todo el Mar Mediterráneo. Significa pillaje, rapto y muerte.

Los piratas de la Antigüedad son ladrones armados que viajan en barcos y su nombre en griego ya viene de Homero:

λῃστής, el que ejerce el pillaje y el saqueo.

En épocas más tardías los griegos dirán πειρατής, propiamente el bandido, de donde el latín pirata.

Aunque verdaderamente, el auténtico pirata, es el καταποντιστής, o sea, el que se arroja al mar, nada más y nada menos.

Nino Migliori

Porque en realidad, uno no es pirata por cuenta propia, autónomamente. Para tener éxito en la empresa, un pirata necesita una

PATENTE DE CORSO

Puede que la Patente de Corso haya sido conocida por nuestro mundo gracias a esta mujer:

TEUTA, reina de ILIRIA

Cuenta POLIBIO que en el 232 d.C. el rey Agrón muere de un dolor en el costado producto de una de sus habituales comilonas.

Hereda el trono su esposa Teuta.

Las miradas de Iliria estaban en GRECIA.Querían poner un pie en la península vecina.

Hasta ahora Roma había desoído las quejas de sus habitantes con respecto a los piratas ilirios.

Teuta dio PATENTE DE CORSO a su flota de piratas para saquear Fenice, en el Épiro.

Por fin Roma tomó cartas en el asunto.

Envió a los embajadores del Senado los hermanos Cayo y Lucio Coruncanio, quienes fueron recibidos en audiencia por la reina.

Su Majestad escuchó atentamente su discurso, con aire altivo. Después de que terminaron les manifestó que intentaría que Roma no tuviese motivo de queja hacia su pueblo en general, pero que en particular los reyes de Iliria no prohibían jamás la actividad pirata a sus vasallos.

 

Johnny Depp en Piratas del Caribe

Ante las exigencias de los embajadores, dice POLIBIO que la reina se enfadó con una “ira propia de su sexo” por la injerencia en los propios asuntos.

Y, ni corta ni perezosa, mató al embajador.

Ante estas prácticas bárbaras, ya sabemos como se las gastaba Roma.

Se armó de inmediato.

Los cónsules de la República desembarcan en el 230 a. C. en Iliria, Lucio Postumio Albino y Cneo Fulvio Centumalo.

Por mar y por tierra, con barcos y con soldados.

Comienza la Primera Guerra Ilírica.

Fue una EXPEDICIÓN DE CASTIGO contra la REINA PIRATA

Javier Bardem en Piratas del Caribe

En la primavera del 229 a.C. TEUTA firma el tratado de paz que le impone Roma, donde se dice que pagaría el tributo que tuviesen a bien imponerle, que evacuaría toda la Iliria, o casi, y que no navegaría más allá de Lipsí en el Dodecaneso, más que con dos bergantines, y éstos desarmados.

 

 

Publicado en CINE, GRECIA, LIBRI, MÚSICA, REFERENCIAS CLÁSICAS, ROMA | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 2 comentarios

AHORA SOY UN CERDO

AHORA SOY UN CERDO

EPIGRAMMA
in picturam Honthorstii pictoris
Ultrajectini, qua vitam lascivientis inter scorta studiosi
exhibebat.

Ite procul siccae, nimis anxia pondera, chartae,
    nec tenerum vexet pagina docta caput.
Thais amor meus est, studium risusque iocique,
    et Bromio petulans mixta puella Deo.
VICTA GEMIT PALLAS, dum me lasciva parantem
    patricio tandem nomine virgo beat.
Sic malesana meos Circe transformat honores,
    et studio-sus sum, qui studiosus eram.

(Caspar Barlaeus)

Gerard Van Honthorst (1592-1656), Der liederliche Student (Alte Pinakothek München)
Fuera de aquí, papeles secos, cargas demasiado penosas,
que ninguna docta página atormente mi juvenil cabeza.
Thais es mi amor, mi deseo, mi risa y mi diversión,
una muchacha engreída que se unió al dios Baco.
GIME PALAS VENCIDA, mientras la lasciva doncella
de apellido patricio al final me complace a mí, que estoy pronto.
Así, la malvada Circe muda mi condición,
y yo que era estudiante, por culpa de mi deseo AHORA SOY UN CERDO.

Traducción Maite Jiménez

Para este cuadro del pintor holandés Gerard Van Honthorst, escribió el polímata Caspar Barlaeus este EPIGRAMA cultísimo: un octóstico en dísticos elegíacos.

En él un ESTUDIANTE GOLFO confiesa que ha caído víctima de los encantos de una tal THAIS, bella cortesana.

John William Godward

Ya no quiere saber nada de los estudios ni de las aulas.

Se acabó estudiar las páginas secas.

La cabeza apenas funciona cuando Amor llama a la puerta.

Porque los libros y la sabiduría han sido abandonados y despreciados,

VENCIDA GIME PALAS

Atenea pensativa (Museo de la Acrópolis, Atenas)

Su distracción y su separación han sido por culpa de la hermosa THAIS, una hetaira, scortum o prostituta de postín, refinada y culta, experta en todas las artes del amor.

Los libros se han cerrado, el globo terráqueo está arrumbado entre papeles inservibles.

La vieja alcahueta presenta a la dama que resplandece de luz, muestra su dulce seno y sabe tocar el laúd.

La celestina parece la viva imagen de la muerte.

Tuna Universidad de Coimbra 1888

El reloj de arena avisa:

APROVECHA LA VIDA, el TIEMPO VUELA 

Es tiempo de

VINO, MUJERES y CANCIONES

Dominic Cooper (Photo by Johan Persson)

El nombre de la muchacha recuerda al de aquella THAIS de ATENAS, amante de Alejandro, a quien desafió con su retórica en un banquete. Consiguió que con ella le prendiera fuego a Persépolis, nada menos. De esta locura mucho se arrepentiría Alejandro, porque ya no estaba vengando el saqueo de Atenas del que se quejaba Thais: él mismo sería el rey de Persia.

Sir Joshua Reynolds

También se parece a aquella otra THAIS que refieren los ácidos versos del gran Marcial:

Thaida Quintus amat. – Quam Taida? Thaida luscam.
Unum oculum Thais non habet, ille duos.

(Epigramas III, 8)
-Quinto ama a Thais
-¿A qué Thais?
-A Thais la tuerta.
A Thais le falta un ojo, a él los dos.
Princesa de Éboli

Esta THAIS se ha entregado a los placeres de BACO, y ha arrastrado al estudiante golfo con ella.

Caravaggio

¡Ah, la MAGA CIRCE!, que había engatusado a los compañeros de Odiseo con comida, bebida y placeres varios.

Esta poderosa hechicera no pudo con el héroe griego, gracias a la hierba moly que neutralizaba su poder.

Edward Burne Jones

Pero no todos son Odiseo, de modo que la bruja Circe mudó las hechuras de nuestro licencioso estudiante y le pasó lo mismo que a sus marineros:

Los placeres distraen de la vida académica, la molicie quita las ganas de estudiar, los juegos de cartas, la vida nocturna, el vino, la música y las chicas.

La carne es débil, y la carne joven, aun más débil, y las Thais de la vida, muy lindas.

Esta es la filosofía del disfrute, la del sapientísimo Epicuro.

Ya lo dijo el poeta HORACIO:

Me pinguem et nitidum bene curata cute vises,

cum ridere voles, Epicuri de grege porcum.

(Ep. I, 4, 16)
Cuando quieras pasar un buen rato, ven a visitarme, gordo y reluciente, con la piel bien cuidada, un cerdo de la piara de Epicuro.

 

Publicado en CUADERNO DE VIAJE, GRECIA, LIBRI, MÚSICA, REFERENCIAS CLÁSICAS | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

DICEN QUE HOMERO FUE CIEGO

DICEN QUE HOMERO FUE CIEGO

William Reagh, Blind street musician (1966)

Charles Cowden Clark cuenta en su Recollections of Writers (1878) cómo John KEATS se encontró con Homero.

John KEATS (1795-1821)

Fue casi con toda seguridad el 25 de octubre de 1816 cuando Leigh Hunt mostró a Keats una rara edición in folio de 1616 de la Odisea de Homero traducida por George Chapman.

La mirada del poeta cae por casualidad en los versos del libro V que narran el naufrafio de Odiseo. 

The sea had soak’d his heart throug

ἁλὶ γὰρ δέδμητο φίλον κῆρ

Od.5.454

Su corazón era doblegado por el mar

En un rapto de inspiración, Keats estuvo hasta altas horas de la noche escribiendo febrilmente. A las diez de la mañana le entregó a Clarke este soneto, que se publicaría ese mismo diciembre.

AL MIRAR POR PRIMERA VEZ EL HOMERO DE CHAPMAN

(octubre 1816)

Mucho he viajado por los reinos de oro,

y muchas naciones e imperios magníficos he visto;

en torno a muchas islas de Occidente he estado

que los bardos mantienen bajo el señorío de Apolo.

 

A menudo me contaron de un vasto territorio

que bajo su dominio tenía Homero, el de la mente profunda;

Nunca había respirado antes su aire puro

hasta que oí hablar a Chapman fuerte y audaz:

 

entonces me sentí como el observador de los cielos

cuando un nuevo planeta nada ante su mirada;

o como el valiente Cortés cuando con ojos de águila

 

se fijó en el Pacífico –y todos sus hombres

se miraron unos a los otros con frenética incertidumbre-

silente, en un pico del monte Darién. 

 

André Kertész, Músico ciego (Hungría 1920)

 

A HOMERO

(1818)

Apartado en gigante ignorancia,
oigo hablar de ti y de las Cícladas,
como quien se sienta en la orilla del mar y quizás anhela
visitar en mares profundos los corales de los delfines.

¡Y eras ciego! Pero entonces Júpiter rasgó el velo
para revelarte el Cielo y permitirte vivir,
y Neptuno hizo para ti un dosel de espuma,
y Pan hizo cantar para ti sus enjambres del bosque;

en las orillas de la oscuridad hay luz,
y los abismos muestran hierba virgen,
hay un amanecer en ciernes en la medianoche,

hay una triple visión en la inspirada ceguera;
Esta visión tuviste tú, como una vez le ocurrió
a Diana, Reina de la Tierra, el Cielo y el Infierno.

(Traducciones Maite Jiménez)

BEETHOVEN, Piano Sonata op. 109, nº 30. Tercer movimiento: Gesangvoll, mit innigster Empfindung

JAMES RHODES (piano)

 

Publicado en CUADERNO DE VIAJE, GRECIA, LIBRI, MÚSICA, REFERENCIAS CLÁSICAS | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 4 comentarios

VIENTO ES LA DICHA DEL AMOR

VIENTO ES LA DICHA DEL AMOR

Dizzy Gillespie

¡FUEGO! ¡FUEGO!

ZÉFIRO está enfadado.

Ha soplado caprichoso y ha encendido el fuego en el TEMPLO DE AMOR.

AMOR se enfurece, jura venganza.

La bella ninfa LIRÍOPE es deseada por ZÉFIRO.

En su huída, se refugia en la morada de TIRESIAS, el adivino, de orientación sexual dudosa, como es sabido.

Arranca la ACCIÓN de esta FÁBULA, que es una ZARZUELA, y las zarzuelas, sean de lo que sean, incluso de verduras o de mariscos, son una deliciosa MEZCLA de muchas cosas.

En esta representación, los actores tendrán unos papeles un poco bizarros. Ya no son Tiresias, Fedra o Liríope como los conocemos, sino unos personajes barrocos, exuberantes y libres, que recuerdan un tanto a los clásicos, pero que viven una existencia propia a ritmo de castañuelas.

Hoy sopla para todos

EL VIENTO DEL DESEO

ZÉFIRO: ¿Donde me lleva, amor, mi dulce acento?
Mas, siento viento amor, me lleva el viento.
Todo remedio es tibio
que a mi dolor procure algún alivio.

LIRÍOPE es pretendida por el ZÉFIRO, viento suave y templado de la primavera, pero la ninfa se resiste a su amor.

Las fuerzas de la Naturaleza no son fiables: el río, el viento….

TIRESIAS, el adivino, vecino del Templo de AMOR, vive con FEDRA.

A la muchacha la pretende un príncipe extranjero llamado ANTENOR, que había sido buen consejero del rey Príamo de Troya y famoso por apostar por la mediación en la Guerra.

MARSIAS, criado de ANTENOR, célebre por su temperamento apasionado y desmedido en el amor, pretende a DELFA.

Se quieren, pero no paran de pelearse.

MARSIAS: Confuso, turbado, 
amante, rendido,
ni encuentro el olvido
ni acierto el amor.
Me hielo en tu riesgo,
al verte me inflamo;
si sirvo no te amo,
si te amo es rigor.

DELFA es la presa perfecta para ZÉFIRO: por ella quiere saber dónde se esconde LIRÍOPE.

AMOR y DELFA: ¡Ay, pasión ciega!
¡Ay, dulce engaño!
¡Ay, vida mía!
Si aún se labran peligros
de las caricias.
¡Ay, falso halago!
¡Ay, vida mía!

Las chicas LIRÍOPE, FEDRA, DELFA  y las ninfas hacen una ceremonia de desagravio a AMOR, al que quieren volver a tener de su lado, para que sus deseos se vean cumplidos.

CORO: Sólo el Amor es deidad
pues logra su sinrazón
halagar la inclinación,
hiriendo la voluntad.

Parece que AMOR se opone a ZÉFIRO, y no permite que se consume la pasión entre el viento y LIRÍOPE.

ZÉFIRO: ¡Ay de mi amor, si mi amor no te vence!

TIRESIAS vaticina sobre LIRÍOPE:

El FUEGO y el VIENTO del DESEO la acechan.

ARIA: Selva florida,
tronco frondoso,
cristal undoso,
cándida flor,
decidle a mi bien
que muero de amor.
Decidle que mude
su fiero desdén
que amando yo bien
merezco el favor.

LIRÍOPE dará a luz al bellísimo NARCISO, de infausto destino. La muchacha quiere suicidarse, pero ZÉFIRO se lo impide. La ama de verdad.

ZÉFIRO: Yo callaré como sepas que te quiero.
LIRÍOPE: Huiré tu voz
ZÉFIRO: Sabré yo detenerte
LIRÍOPE: Sabré matarme sólo por no verte.

Contra todas las fuerzas de la Naturaleza, de TIRESIAS y del propio AMOR, ZÉFIRO rapta a LIRÍOPE. en alas del VIENTO DEL DESEO

CORO: Que en vano intenta el rigor

frustrar de amor el intento,

pues para adular al viento

VIENTO ES LA DICHA DEL AMOR.

JOSÉ DE NEBRA, (1702-1768) Viento es la dicha del amor

(zarzuela en dos actos)

LIBRETTO

Pinturas: Jean Honoré FRAGONARD
Publicado en GRECIA, LIBRI, MÚSICA, MITOS, REFERENCIAS CLÁSICAS | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , | 1 Comentario

LA PRIMAVERA DE PROCNE

LA PRIMAVERA DE PROCNE

Por lo visto, la golondrina anuncia la llegada de la mejor estación del año. Es amiga del hombre, se complace en habitar bajo el mismo techo que él, se presenta sin ser invitada y, cuando le apetece y le parece bien, se va. Los hombres la reciben de acuerdo con las normas de hospitalidad dictadas por Homero, quien manda tanto tratar con cariño al huésped cuando está en casa como dejarlo marchar cuando desea irse.
Claudio Eliano, Historia de los animales I, 52

χελιδὼν

GOLONDRINA

Akrotiri (Thera)

Los poetas cantan que la GOLONDRINA es también de ATENEA.

Y en la lucha con los pretendientes, la diosa en persona, profesional del travestismo, se convirtió en vulgar golondrina para contemplar la contienda.

Ella entonces de un salto se posó en la viga maestra
del oscuro salón transformada en vulgar golondrina
(Odisea, XXII 239-240)

    Las golondrinas están perezosas, les cuesta venir porque aún hace frío, pero alguna ha entrado en el garaje de casa y ha empezado a construir un nido con afán.

En las esquinas y bordes de los techos se perciben pequeñas construcciones de barro que alojarán los huevos de las mensajeras de la primavera.

Dice Claudio Eliano, que observó a los animales con fervor, que para acomodar a los pollitos, la golondrina se posa en el lomo de las ovejas y le arranca mechones de lana, que servirán de lecho para las crías. Nacerán en un

NIDO DE LANA

Las GOLONDRINAS practican una JUSTICIA NUTRICIA cuando alimentan a sus crías, que nacen ciegas. No tienen más de cinco, según Eliano, y les dan de comer por orden de edad, empezando por la primera que ha roto el cascarón. La madre reserva para sí el último bocado.

Akrotiri (Thera)

PROCNE amaba a su hermana FILOMELA más que a nada en el mundo. Cuando se desposó con Tereo y se marchó de Atenas a Tracia, la tierra de su marido, empezó a echar mucho de menos a su hermana. Tereo fue en busca de Filomela, la violentó y le cortó la lengua para que no contase nada de lo sucedido.

   Encerrada por Tereo en un caserón apartado del mundo, Filomela se entregó a la labor de tejer un peplo que hizo llegar a su hermana.

Pero el deseo de VENGANZA las volvió locas.

Asesinaron ITIS, el hijo de PROCNE, y se lo sirvieron como cena a TEREO.

Procne, Filomela e Itis.

TEREO las persiguió incansablemente y los dioses, como suele suceder, atendieron a las súplicas de las hermanas y procedieron a su

METAMORFOSIS

     Procne fue transformada en golondrina y Filomela en ruiseñor.

Al menos así lo cuenta OVIDIO.

El castigo para Tereo fue el de ser convertido en la sucia abubilla.

Creerías que a los cuerpos de las Cecrópidas les salieron alas:
Volaban con alas. De ellas dos, una se dirige a los bosques,
la otra se mete en los techos: y aún de su pecho no se han ido
las marcas de la matanza, y su pluma está sellada con sangre.
(Ovidio, Metamorfosis, VI, 666-670)
Luscinia megarhynchos (Ruiseñor común)

    En las islas del Egeo los niños empiezan a ponerse nerviosos con la llegada de la PRIMAVERA.

Nápoles 1960

Visitan todas las casas de las islas pidiendo una prenda, algo rico para comer, y dicen así:

CANCIÓN RODIA DE LA GOLONDRINA
Llegó, llegó la golondrina
que trae la bella estación,
el bello año,
con su vientre blanco,
con su espalda negra.
Una tarta de manzana sácala tú
de tu rica casa
y una copa de vino
y un canastillo de queso;
ni el pan candeal ni el
de sémola la golondrina
rechaza…
¿Nos vamos o nos la llevamos?
Si algo nos das; pero si no, no lo permitiremos
o nos llevaremos la puerta o el dintel
o a la mujer que dentro está sentada;
ella es pequeña, fácilmente nos la llevaremos en brazos.
Pero si das algo, que sea importante.
Abre, abre la puerta a la golondrina;
pues no somos viejos, sino muchachos.
Trad. Carlos García Gual. Antología de la poesía lírica griega. Siglo VII-IV a.C. Alianza Editorial, Madrid, 1980, p. 169.

Quieren algo goloso, puede ser una TARTA DE MANZANA…

Apfelstrudel

  O mejor un dulce para el que haya que coger FRUTOS DEL BOSQUE, que son de PRIMAVERA.

Digamos que tiene más razón Eliano, que dice que la GOLONDRINA es el ave de AFRODITA, porque no hay mejor ocasión para el AMOR, que la

BELLE SAISON

París 1958

Are mou Rindinedha

Quién sabe, golondrina.

(Canto greco-salentino)
Quién sabe mi golondrina
de dónde vienes
qué mar has cruzado
con este tiempo tan bonito.
Blanco tienes el pecho
negras las alas
el lomo del color del mar
y la cola partida en dos.
Sentado junto al mar
te miro
te alzas un poco, bajas otro poco
rozas un poco el agua.
Pero nada me dices
de lo que te pregunto
un poco te alzas, un poco desciendes
y rozas el mar.

Fotografías de Henri Cartier-Bresson
Publicado en COMEDOR, CUADERNO DE VIAJE, GRECIA, HIC ET NUNC, LIBRI, MÚSICA, MITOS, REFERENCIAS CLÁSICAS, ROMA | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 3 comentarios

BE MY VALENTINE

BE MY VALENTINE

Bocca della Verità (Basilica di Santa Maria in Cosmedin, Roma)
Foto Maite Jiménez 2008

El fauno LUPERCO, montaraz y rijoso, esparce su semilla por las siete colinas de una aldea destinada a ser el ombligo del mundo.

Se disfraza de loba porque quiere ser feroz.

La loba LUPERCA amamanta a los gemelos Rómulo y Remo a la sombra de la higuera Ruminal.

La higuera marca el hogar y el inicio de grandes cosas.

Herbert List, Roma 1949

En las LUPERCALES del mes de la purificación que se llama FEBRUARIUS  se sacrifican machos cabríos y el éxtasis de los participantes es absoluto.

Todos los excesos se permiten.

Los sacerdotes van desnudos manchados de sangre de los sacrificios.

El exceso y transgresión seguirán a la purificación.

Se llama CARNAVAL

Pieter Brueghel

Desean que llegue la primavera y conjuran a la naturaleza con sus ritos de exhuberancia y fertilidad.

Narcisos de Febrero

Para mitigar la orgia y el exceso y para festejar el amor puro, el papa Gelasio I recurrió a los hechos y milagros de este mártir del cristianismo.

VALENTÍN

BnF, latin 10536, 15th c. Imagen

En vida VALENTÍN había predicado la fe en Roma y había oficiado matrimonios cristianos clandestinos.

Cary Grant y Betsy Drake

La joven SERAPIA amaba al centurión romano SABINO.

Superada la oposición de los padres de ella, se descubrió que la muchacha estaba mortalmente enferma.

VALENTÍN los unió en matrimonio in extremis, aunque Sabino era pagano. Después ambos murieron.

Gracias a sus muchos milagros VALENTÍN fue canonizado y a partir de entonces BAUTIZA LA FIESTA DEL AMOR.

BNF MS Français 9219 Breviari D’Amour (s. XIV)

Las reliquias de su cuerpo se reparten por muchas iglesias de Italia, pero su cráneo parece ser que está en la bellísima Basílica de Santa Maria in Cosmedin en Roma.

LA BELLA NOEVA

Ensemble Accordone

Guido Morini & Marco Beasley

-Una bella noticia os traigo,
oh, amada mía de hermoso rostro,
-Dime, ¿Qué nuevas me traes
para venir a estas horas?
-Las noticias que os traigo
no sé si os gustarán:
estoy aquí para preguntaros
a vós, beldad morena,
si queréis casaros conmigo.
-Es que no sé con quién casarme…..
-Si Fortuna me sonríe
a vós, mi morena,
a vós os daré el anillo.

Publicado en CUADERNO DE VIAJE, HIC ET NUNC, MÚSICA, MEDIEVO, REFERENCIAS CLÁSICAS, ROMA | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 6 comentarios

ENTRE ESCILA Y CARIBDIS

ENTRE ESCILA Y CARIBDIS

QUERIDA LAVINIA:

Antes de que se celebren nuestros esponsales, satisfaré tu curiosidad. Siempre has preguntado por mis orígenes extranjeros.

Ahora que tu padre Latino te ha entregado a mí en matrimonio, te contaré cómo pude llegar a las tierras de Ausonia a través del mar.

Athanasius Kircher, Tabula Freti Siculi, Charybdis et Scyllae (1682)

Dicen que Odiseo tocó esta tierra hace muy poco tiempo en su regreso a casa. Los aedos cantan su valentía ante los peligros del vinoso ponto.

Cuentan que la maga Circe le había advertido de dos monstruos femeninos que custodian el estrecho de Messina.

ESCILA y CARIBDIS

Escila

ESCILA, monstruosa perra, aúlla como recién parida. Fue hermosa, doncella, amada por Glauco, pero la maga Circe la metamorfoseó porque deseaba aquel amante. Le crecieron 12 pies deformes y 6 cuellos larguísimos con cabezas de can que tienen tres hileras de dientes. Devora delfines y peces grandes. Es como un pulpo.

Thomas Michel

CARIBDIS, hija de Neptuno y la Tierra. Júpiter la castigó arrojándola al mar de Sicilia por haberse comido los bueyes de Hércules. Sorbe el agua y la vomita, tremendo remolino.

Habitaba sobre una higuera salvaje que crecía en unos arrecifes. De ella se colgó in extremis el valiente Odiseo…

Odisea (ed. Pope 1806, British Museum)

El sueño me habló de que Creta no era mi destino, sino que me esperaba luminosa una tierra a la que los griegos llaman Hesperia, porque por sus costas el sol se tiende en reparador sueño, y que los nativos llaman ITALIA,  según dicen por el nombre de un caudillo.

ENTRE ESCILA Y CARIBDIS…

Esa es la tierra del padre Dárdano, aquí están nuestros orígenes, en las tierras de Ausonia.

Ya la loca Casandra había hablado de algo así, pero nadie la creyó. Mira tú por dónde ahora me encuentro aquí, en la tierra de mis ancestros, como fundador yo.

En el mar oscuro remó con afán mi piloto Palinuro, desgraciado muchacho. Después de combatir a las horrendas arpías, se abrió ante nosotros un mar de color turquesa.

Era invierno, el Aquilón enviaba oscuras nubes y oscuras olas. Fue una alegría encontrar a Héleno vivo, reinante y feliz. Sus orejas lamidas por la serpiente de Apolo llevan oráculos a su boca. Nos cuenta que en el mar de Trinacria hay un estrecho entre Italia y Sicilia. Allí dos monstruos atacan a los navegantes.

Trinacria
Ocupa Escila el lado derecho y la implacable Caribdis
el izquierdo, y en el profundo remolino de su abismo tres veces
sorbe de pronto vastas olas y otras tantas las lanza de nuevo
al aire, y azota las estrellas con el oleaje.
A Escila por su parte una caverna la encierra en ciegos escondrijos
Y ella saca la cabeza y atrae las naves a los acantilados.
Por arriba, un rostro humano y es doncella de hermoso pecho
Hasta la ingle, monstruo marino de enorme cuerpo por abajo
Con panza de lobo terminada en colas de delfín.
Es mejor recorrer la línea del Paquino  trinacrio
En tu ruta y dar un largo rodeo
Que contemplar una sola vez en su enorme antro a la deforme
Escila y las rocas resonantes de cerúleos canes.”
(Eneida, III, 420-432. Traducción de Rafael Fontán)

Después de traspasar este estrecho, Cumas se presentó ante mis ojos, los divinos lagos y el Averno resonante de bosques. Superé la prueba, gracias a la destreza de mi tripulación. Pasamos por la tierra de los Cíclopes y oímos el rugido del tremendo Etna que sacude Trinacria cuando se enfada.

Y aquí me tienes, querida mía, yo Eneas, vencedor de Turno, troyano pero no del todo extranjero: mis ancestros estaban aquí.

Estuve entre ESCILA y CARIBDIS hasta llegar a tí:

la huída de Troya, mi amada Creúsa, Dido suicida, el amor y la pasión, el deseo…

Ahora la política, la convenciencia, la descendencia…

Sir Joshua Reynolds, Jane Fleming, Later Countess Of Harrington

   Nuestros hijos serán grandes, nuestra descendencia gloriosa, nuestra patria inmensa.

Querida Lavinia, el amor es pasajero, una ilusión con fecha de caducidad.

La íntima amistad y el respeto garantiza la supervivencia de esta unión.

Seremos felices.

Siempre tuyo,

ENEAS

Wrapped Around Your Finger

You consider me a young apprentice
Caught between the Scylla and Charybdis
Hypnotized by you if I should linger
Staring at the ring around your finger
I have only come here seeking knowledge
Things they would not teach me of in college
I can see that destiny you sold
Turned into a shining band of gold
I’ll be wrapped around your finger
I’ll be wrapped around your finger
Mephistopheles is not your name
I know what you’re up to just the same
I will listen hard to your tuition
You will see it come to it’s fruition
I’ll be wrapped around your finger
I’ll be wrapped around your finger
Devil and the deep blue sea behind me
Vanish in the air you’ll never find me
I will turn your flesh to alabaster
When you find your servant is your master.

Publicado en CUADERNO DE VIAJE, GRECIA, LIBRI, MÚSICA, MITOS, REFERENCIAS CLÁSICAS, ROMA | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 5 comentarios