UN CUENTO DE NAVIDAD

UN CUENTO DE NAVIDAD

Juan no quería hacer ningún trabajo, igual que los ángeles, para tener tiempo para Dios sin interrupciones. Así que se desnudó y se fue al desierto.

Pero al cabo de una semana, como estaba decaído por el hambre y todo lacerado por las picaduras de las moscas y de las avispas, regresó y llamó a la puerta de un hermano suyo, que le preguntó:

-¿Quién eres?.

A lo que él contestó:

Soy Juan.

Pero el hermano le dijo:

-Imposible, pues Juan se ha convertido en ángel y ya no vive entre los hombres.

Juan insistía:

-¡Soy yo, de verdad!

Y el hermano no le abrió, sino que lo dejó fuera como castigo hasta el día siguiente. Pasado ese tiempo, le abrió para decirle:

-Si eres un hombre, tienes que volver a trabajar para vivir y ganarte el pan. Pero, si eres un ángel, ¿por qué quieres entrar en mi celda?

Juan le dijo:

-Perdóname, hermano, porque he pecado.

Cuando Juan estaba muriéndose, los hermanos le pidieron que les dejara unas palabras reconfortantes y fructíferas como herencia. Él suspirando, les dijo:

-Nunca impuse mi voluntad ni enseñé a hacer nada que yo no hubiese hecho antes.

Esta historia está en las Vidas de los Padres del Desierto¹.

JACOPO DELLA VORAGINE, Legenda Aurea, cap. CLXXVI

(Traducción del latín: Maite Jiménez)

San Juan de Licópolis, llamado San Juan Kólobos o San Juan El Enano (n.ca. 339) fue un monje eremita retirado en el desierto de Egipto. Según la leyenda, no aceptaba que el hombre era una criatura entre los ángeles y los animales y decidió vivir una vida pura como un ángel, pero su insolencia le obligó a abandonar su propósito. El texto de la Leyenda Áurea es una versión de la historia contada en la Vida de los Padres.
En el monasterio griego de Hosios Loukas está representado en este mosaico:

FELIZ NAVIDAD

 

¹Vitae patrum 10. 27 (PL LXXIII 916-917).

Acerca de Maite Jiménez

Profesora de Latín y Griego de Secundaria. Traductora. Me gusta viajar. Adoro la música.
Esta entrada fue publicada en LIBRI, REFERENCIAS CLÁSICAS, Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a UN CUENTO DE NAVIDAD

  1. Teresa dijo:

    Es precioso ,refleja candidez y ternura propias de las alma.s inocentes

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s