UN BOSQUE DE BASÍLICAS: Santa Costanza de Roma

UN BOSQUE DE BASÍLICAS:

Santa Costanza de Roma

Scostanza01

    Si los cristianos perseguidos y ocultos en las catacumbas romanas y la sangre de los mártires de la fe fueran las semillas del nuevo orden religioso, las columnas de las basílicas serían los árboles que surgieron de ellos.

    Con Constantino el Grande, la Iglesia católica sentó las bases de lo que sería en los próximos 1600 años. Dicen que el Concilio Vaticano II quiso finalizar esta larga era del Estado dentro del Estado. In hoc signo vices, decía el crismón en el cielo en su batalla del Puente Milvio en 312. Majencio fue derrotado. Proclamó dos Edictos en Milán. Su conversión personal vino mucho más tarde, y no digamos la confesión de sus pecados, a las puertas de la muerte.

constantino_en_la_batalla_del_puente_milvio_med

    Constantino tuvo sobre todo olfato político. El paganismo del siglo IV languidecía. Con la legitimación del cristianismo, facilitó a Teodosio la verdadera fundación de la Iglesia-Estado. El Concilio de Nicea supuso su imposición.

940484087_5f4ae4eecePlanta y alzado de Santa Costanza de Roma

    Los lugares de culto que estaban clandestinos salieron a la luz, y creció un BOSQUE DE BASÍLICAS. El edificio público más emblemático del Imperio, la BASÍLICA, donde cabía desde la administración de la justicia hasta los mercadillos, se hizo rey del arte de los primeros cristianos legitimados.

   Cuando las basílicas recuerdan los órdenes clásicos y sus columnas corintias abrazan cúpulas como las del Pantheon, hacen un círculo como el Santo Sepulcro de Jerusalem, o sincretizan motivos paganos con motivos cristianos surgen joyas como el Mausoleo de Santa Costanza en Roma.

800px-Santa_Costanza_Interior1

    El viajero devoto de la “Roma de los no turistas” ha de enfilar hacia el Noreste la inmensa Via Nomentana. Desde el autobús podrá observar el lujoso barrio que la flanquea: las villas, los nobles edificios de pisos y los colegios caros, aunque no las tiendas de lujo, porque esta parte de Roma es de verdad.

    Stendhal en su libro Roma, Nápoles y Florencia, deja esta estampa de Santa Costanza:

    “Atanasio el bibliotecario, ese autor indiscreto que cuenta la anécdota de la papisa Juana, dice que Constantino el Grande, después de construir la iglesia de Santa Agnese hizo erigir a su lado un baptisterio de forma redonda, en el que recibieron el bautismo las dos Constancias, su hermana y su hija. En este baptisterio, que hoy se llama iglesia de Santa Costanza, se ha descubierto un sarcófago de pórfiro, den el que están esculpidos en bajorrelieve unos genios con racimos de uvas. Pío VI lo mandó trasladar la museo del Vaticano.

800px-0_Sarcofago_di_Costantina_-_Museo_Pio-Clementino_-_Vatican_(1)

                Algunos sabios afirman que este baptisterio fue un templo de Baco, porque en la bóveda de la nave circular hay un mosaico de esmalte que representa a unos genios con racimos de uvas. Pero los cristianos de la primitiva Iglesia han adoptado a menudo este ornamento; mas este edificio pertenece a los tiempos de la extrema decadencia. En la época del paganismo, nunca cayó tan bajo la arquitectura.

ALC08858

      En 1256 el papa Alejandro IV reconoció que el cuerpo que estaba en el sarcófago de que hemos hablado era el de Santa Costanza; lo mandó colocar bajo el altar mayor y convirtió este edificio en iglesia. Es de forma redonda y tiene sesenta y nueve pies de diámetro; el altar está en el centro y sostienen la cúpula veinticuatro columnas de granito de orden corintio, unidas de dos en dos, ejemplo quizá único en la Antigüedad. El espacio que hay entre estas columnas y el muro circular del edificio forma una galería sobre la bóveda en la que llaman la atención unos mosaicos que representan genios, uvas y trabajos de vendimia. En todo el contorno de este curioso edificio había un corredor que hoy está casi enteramente destruido.”
(Paseos por Roma, Alianza Editorial 2007, pp.481-482)

 Mausoleo Santa Constanza Italia

   De no haber sido por este edificio, Flavia Julia Constantina no habría pasado a la historia. Estuvo casada dos veces, la primera con Anibaliano y la segunda con Galo, parientes y generales de su padre.

   Fue prometida por su padre con el general Galicano, pero a este no le hizo mucha gracia y se negó. Por tanto, Constantino lo envió a Tracia, para defender las fronteras romanas contra los bárbaros. Galicano, conocedor de la fe cristiana, hizo un voto de convertirse a la nueva fe si salía victorioso. Venció y se convirtió.

Santa_costanza_mosaic

    A su regreso a Roma, Costanza ya había sido sanada milagrosamente por Inés, de escrófulas o lepra. Por eso la siguió fielmente en su camino de virtud y celibato. Junto a las hijas de Galicano Augusta, Ática y Artemia está enterrada. Nunca fue santa, pero sí hija de Constantino. La que subió a los altares fue Santa Inés, a la que Costanza dedicó la basílica que está al lado, Santa Agnese fuori le Mura.

tofanelli-agostino-basilica-of-sant-agnese-fuori-le-mura-1833 Santa Agnese fuori le Mura en 1833

    Amiano Marcelino es de otra opinión, la acusa de su sed de sangre, y de incentivar a su esposo también a derramarla. (Rerum Gestarum Libri XIV, 1,2) Nada que ver con la devota cristiana en la que se convirtió.

3807595987_9ea8079b46 Traditio legis

    Es un misterio cómo fue Constantina, la hija del emperador. Lo que sí es visible es su magnífico Mausoleo, su sarcófago de pórfiro, los mosaicos de aspecto romano, nada de oros bizantinos, su elegante decoración, la convivencia y el sincretismo de los motivos decorativos clásicos con la recién legitimizada cristiandad.

    Todavía no hay aureolas de santidad, ni poses afectadas, nada de manierismo, sino los rostros amables de la divinidad, los símbolos de la vid y la vendimia, la fertilidad, los pájaros y la geometría. Cristo es apolíneo, sin barba, ejerciendo la traditio legis, con los ríos del Paraíso y los corderos, porque es pastor de almas.

3807604427_c40ff301bdPantócrator

    En otro mosaico es Pantócrator, regente del mundo, representado esférico y lleva barba, al estilo bizantino.

    Mientras Costanza reposa entre los sarmientos de los mosaicos y en el altar del Mausoleo, junto a cabellos de la Virgen María y a trozos de los vestidos de Jesucristo. ¿Qué sería Roma sin sus reliquias?

3525-santa-costanza-rome-south-ambulatory-mosaic-grape-harvesting-woman

Anuncios

Acerca de Maite Jiménez

Profesora de Latín y Griego de Secundaria. Traductora. Me gusta viajar. Adoro la música.
Esta entrada fue publicada en CUADERNO DE VIAJE, EL VINO Y LA CULTURA, LIBRI, REFERENCIAS CLÁSICAS, ROMA y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a UN BOSQUE DE BASÍLICAS: Santa Costanza de Roma

  1. Pingback: UN BOSQUE DE BASÍLICAS: Santa Costanza de Roma | Grand Tour | Scoop.it

  2. Teresa dijo:

    Si no existiera Constantino con la oficialidad del cristianismo ,ni Santa Inés ni Constanza y otros personajes legendarios ¿Como seria la sociedad de estos tiempos?

  3. Pingback: STATUS QUO | Grand Tour

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s